11 Consejos para mejorar tu conducción en carretera

conducir caretera

 

¿Eres de los que gusta ir a toda velocidad, sintiendo cada una de las curvas, mostrando las capacidades de tu gran auto, echando luces a quien tape tu camino y con la inspiración que tu música favorita a todo volumen te puede dar? Muy bien, tú no eres un conductor experimentado, eres un… un conductor que pone en riesgo a sus ocupantes o al resto de las personas que circulan a tu alrededor por las cientos de autopistas que recorren de norte a sur y de costa a costa nuestro País.

Cuando pláticas con experimentados pilotos de carreras, la gran mayoría coincide en que si de verdad te gusta la velocidad, la mejor manera de probarlo es en la pista, no en calles ni mucho menos en autopistas, donde miles de imprevistos pueden provocar algo que bien pudo evitarse. Ahora que si eres un conductor que busca mejorar en la materia, o está iniciando su aprendizaje en autopistas, aquí te presentamos una serie de consejos que seguro te serán de utilidad.

Podrás llevar años manejando en ciudades, pero esto no significa que ya sepas cómo conducir en una autopista o carretera federal del País. Las condiciones son totalmente distintas, por lo que antes que nada debes considerar los límites de velocidad, los cuales están determinados al tipo de terreno, curvas y condiciones climáticas de la zona, por lo que salirse de ese nivel minimiza tu margen de error. Contar con un auto en perfectas condiciones mecánicas, luces y presión correcta en los neumáticos y las medidas básicas de seguridad como son cinturones de seguridad, usar el carril izquierdo sólo para rebasar y de ser posible el mayor número de bolsas de aire.

En carretera la velocidad y capacidad de respuesta lo es todo, por ello toma en cuenta:

1. El manejo en carretera conlleva un desgaste mayor, por ello nunca conduzcas cansado, esto reduce en un 60% tu nivel de atención. Ni mucho menos bajo el influjo del alcohol, drogas, medicamentos que provoquen sueño o peor aún, aquellos que provocan que te «mantengas despierto» como los ansiolíticos (en cierto casos con benzedrina). Estos últimos podrían provocar que -literal- ante el cansancio te quedes dormido con los ojos abiertos.

2. Tu coche como las mentiras, solo tú sabes exactamente en qué estado se encuentra. Evita conducir un auto que pueda dejarte varado a la mitad de la nada o peor aún, en medio de la noche en un lugar desconocido. Recuerda, ante los descuidos cuando dices «a mí no me va a pasar» normalmente, siempre te pasa.

3. Conductor y ocupantes (aún en el asiento de atrás) deben portar cinturón de seguridad, y en el caso de los niños menores de 12 años, sillas especiales para bebés o infantes, según sea el caso. Recuerda que en caso de volcadura, todo objeto o persona que no esté bien sujeto, se convertirá en un proyectil dentro del vehículo que podría causar más daño que el accidente mismo.

4. Prepara tu música, el manos libres, el dinero de las casetas o si viajas con alguien, hazlo responsable de todas estas actividades que pudieran provocar una distracción. Si el uso del teléfono celular mientras conduces es peligroso en ciudad, en carretera queda prohibido, pues te pondría en un nivel similar a si estuvieras conduciendo en estado de ebriedad. No, no puedes hacer dos cosas a la vez cuando manejas. Y si no te ha pasado nada hasta ahora haciendo esto, no es por qué eres muy bueno, sino porque has tenido muchísima suerte.

5. Aprende las señales viales que puedes encontrar en carretera, estas te ayudarán para conocer el terreno (curvas, rectas, vados, etc), las condiciones geográficas, así como puntos de interés, riesgos por animales de la zona, abastecedoras de alimentos, o gasolineras.

señalizacion

6. Mantén una distancia prudente con los vehículos, recuerda que irás a un promedio de 80 a 120 km/h durante periodos prolongados, esto hará que pierdas la noción del tiempo estimado de frenado, por ello, una buena distancia te ayudará a frenar o tomar decisiones sin tantos riegos ante alguna colisión o problema al frente.

7. Es vital que veas y seas visto, por ello viaja con los parabrisas limpios, retrovisores en buen estado, y luces prendidas (aún de día) sobre todo si tú auto es color blanco o gris. Y muy importante, utiliza en todo momento las direccionales, ya sea para hacer un rebase, incorporarte al carril, salir de la vía, etc.

8. En un rebase siempre toma la decisión con toda seguridad, conociendo las capacidades de tu auto, nunca en curva y dejando espacio suficiente (el equivalente a 4 autos) entre tu vehículo y el auto que acabas de rebasar. En caminos de doble vía, considera además el tipo de unidad que pasaras (autos de doble remolque, caravanas o camiones que dificulten la visibilidad). Y de igual forma, ayuda a quien por descuido o adversidad tuvo que hacer un rebase forzado, dejándolo pasar o ayudándolos a que se incorporen con comodidad a la vía.

9. Nunca des por hecho las cosas. Mantente alerta y prevé contingencias. Revisa periódicamente lo que sucede a tu alrededor por medio de los espejos retrovisores y mantén tu atención 100 o 200 metros adelante por maniobras inesperadas de algún camión, algún animal parado a media vía o algo regado en la cinta asfáltica.

10. Ten a la mano los teléfonos de CAPUFE (074), Ángeles Verdes (078) y Policía (088) solo por seguridad. Esperamos que nunca estés involucrado en algún accidente o falla mecánica en carretera, pero seguro podrías ser testigo de alguno, por lo que tu llamada a alguno de esto teléfonos o avisando en la caseta de cobro podría salvarle el día o la vida a muchas personas que no son conductores expertos y responsables como tú.

11. Finalmente, no te estreses, te pedimos que vayas alerta y tomes en cuenta estas recomendaciones porque nos gustaría que mejoraras como conductor, no son para que viajes paranoico. Disfruta la carretera, es de los mejores placeres que hay para quienes nos gusta conducir. Sabemos que en muchas ocasiones la situación de inseguridad nos ha alejado un poco de los increíbles caminos que ofrecen las carreteras de México. Pero un viaje bien planeado, con mapa (o GPS) en mano, circulando de día y con tiempo y tranquilidad harán que activemos ese turismo carretero que sigue siendo una delicia para conocer lo que nos ofrecen las distintas entidades del país.

EN LA GUANTERA: El 80% de la información en el auto se adquiere a través de la vista, por ello debes estar seguro de tener una visión 20×20 de forma natural o a través de lentes con aumento. También toma en cuenta que no tengas alguna enfermedad o defectos en los ojos que puedan provocar una diferencia de percepción de espacios o cambio en los colores. Recuerda, conducir de noche produce una sensación de miopía de 1 dioptría, por ello siempre extrema precauciones cuando haya poca luz. De día es importante usar gafas de sol, pero nunca como sustituto de tus lentes de aumento. Es recomendable que los cristales cuenten con un filtro de rayos UV con un nivel máximo de 3, ya que él nivel 4 es solo para ambiente con nieve. Y por último toma en cuenta que de noche las luces altas del vehículo tienen una proyección de 100 metros de visibilidad, mientras que las bajas solo 40 metros.

3 Comments

  1. Patéticas recomendaciones, porque no pones recomendaciones para realmente mejorar la conducción; no frenar bruscamente ni en curvas, usar direccionales, no rebasar en curvas, conceder cambio de luces, la cortesía que se ha perdido de notificar incidentes a los que vienen en dirección contraria, etc. Una pérdida de tiempo tu artículo.

Opina

Tu email no será publicado .


*