17 de noviembre: Día Mundial del Niño Prematuro

El nacimiento prematuro es la principal causa de muerte entre los recién nacidos y es la segunda causa de muerte después de la neumonía

Cada año, a partir del 2009, la Organización Mundial de la Salud conmemora el Día Mundial del Niño Prematuro, como una manera de hacer visible las problemáticas que afrontan los bebés prematuros así como el impacto emocional que supone a las familias que sus pequeños hayan venido al mundo semanas antes de lo que se establecía.

Esta especial fecha para las familias y médicos que se dedican al cuidado neonatal, brinda una oportunidad para concientizar a organizaciones e instituciones gubernamentales de salud sobre los costos económicos, físicos y emocionales que conlleva el cuidado de este tipo de menores.

De acuerdo con la definición de la OMS, un bebé prematuro es aquél que ha nacido antes de haber completado las 37 de semanas de gestación, de las 40 consideradas como a término.

Los bebés que nacen demasiado pronto pueden tener más problemas de salud que los bebés que nacen a tiempo y pueden enfrentar problemas de salud a largo plazo que afectan al cerebro, los pulmones, la audición o la visión.

Según cifras oficiales, cada año, 15 millones de bebés nacen antes de haber cumplido los nueve meses de gestación, de los cuales al menos un millón fallecen.

El nacimiento prematuro es la principal causa de muerte entre los recién nacidos y es la segunda causa de muerte en el mundo en menores de cinco años, después de la neumonía.

El bebé prematuro es el que nace, como hemos indicado, antes de la semana 37. No obstante, si vienen al mundo antes de la semana 32 se dan en llamar grandes prematuros y si lo hacen antes de la semana 28 responden al nombre de prematuros extremos.

Entre las principales problemáticas por las que atraviesa un bebé prematuro se encuentran:

  • Los pequeños se topan con un déficit a nivel psicomotor.
  • Un significativo porcentaje de recién nacidos prematuros sufren a lo largo de su vida pérdida de visión, discapacidad intelectual, parálisis cerebral o pérdida y disminución de audición.
  • Los padres de bebés prematuros atraviesan por un estrés, sentimientos de culpa e impotencia al no brindarse las herramientas sobre los pesares por los que atraviesa su hijo dentro de las áreas de cuidado especial. En ocasiones incluso se ven en la necesidad de recibir incluso ayuda psicológica.

Hasta el momento, los factores por los cuales un bebé nace de forma prematura se conocen de manera parcial, pues si bien es cierto los factores y cuidados físicos de la mujer durante el embarazo tienen gran correlación, existen causas aún no determinadas que señalen la posibilidad de que un bebé nazca antes de tiempo.

Los médicos señalan que entre las previsiones que se pueden realizar para evitar que un bebé nazca de forma prematura se encuentran: acudir a todos los controles médicos, realizarse las pruebas que el doctor indique para prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas como diabetes gestacional o preeclamsia; seguir una dieta sana, completa y equilibrada así como dejar de lado las drogas, el alcohol y el consumo de tabaco.

Contenido relacionado

Crean úteros artificiales que ayudarían a bebés prematuros

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*