A 62 años de la muerte del Ídolo de Guamúchil, Pedro Infante

A 62 años de la muerte del Ídolo de Guamúchil, Pedro Infante
A 62 años de la muerte del Ídolo de Guamúchil, Pedro Infante

Exactamente el 15 de abril de 1957, Pedro Infante piloteaba un Consolidated B-24 Liberator, con matrícula XA KUN de la empresa TAMSA, el cual fue un bombardero en la Segunda Guerra Mundial, en el cual perdería la vida

Al ritmo de Amorcito corazón, Pedro infante sería recordado por miles de fans añorando aquellas épocas del cine de oro. El ídolo de México hace 62 años partió de este mundo en un trágico accidente aéreo, la noticia conmocionó a todo el medio y su muerte sería la causa de una gran tristeza a nivel nacional.

Pedro Infante Cruz, nació en Mazatlán Sinaloa en 1917 y murió 39 años más tarde en Mérida, Yucatán. Fue uno de los cantantes y actores más reconocidos a nivel nacional, causando la ilusión en cientos de señoritas y la admiración de los caballeros. Pedro fue el máximo icono de la Época de Oro del Cine Mexicano desde 1939, en adelante filmó mas de 60 películas y a partir de 1943  grabó aproximadamente 310 canciones.

Infante fue un amante de la aviación, acumuló 2 mil 989 horas de vuelo como piloto. Estaba registrado con el nombre de rol de “Capitán Cruz”. Previo al accidente que le costó la vida, ya había tenido otros dos, el primero en la ciudad de Guasave, Sinaloa donde al intentar despegar de una pista improvisada el avión no pudo ganar altura y se fue de frente contra un cultivo de maíz, de ese acontecimiento le quedó una pequeña cicatriz a la altura de la barbilla, el segundo desplome fue cerca de Zitácuaro, Michoacán, razón por la que tuvo que implantársele una placa de platino en parte del cráneo. El tercer percance por desgracia no contó con la misma suerte y fue así como perdió la vida.

Exactamente el 15 de abril de 1957, Pedro piloteaba un Consolidated B-24 Liberator, con matrícula XA KUN de la empresa TAMSA, el cual fue un bombardero en la Segunda Guerra Mundial. Poco después de despegar del aeropuerto, cuando había alcanzado unos 20 metros de altura, la aeronave se desplomó entre las 7:30 y las 8:00 horas en el cruce de las calles 54 Sur y 87 en pleno centro de la ciudad de Mérida. Hubo dos víctimas más en tierra.

El avión cayó en el patio del predio de la calle 54 Sur y 87; sin embargo, su monumento se erigió en la calle 62 y 91, ahí se le nombró plaza Pedro Infante.

Infante era muy querido en ese estado ya que siempre ayudaba a las personas que se encontraban en una posición precaria, entregaba despensas cada fin de semana y fue ahí donde terminaría su vida.

En la actualidad el cantante aún es recordado en México y también alrededor del mundo, sobre todo en los países de habla hispana. Cuenta con homenajes en numerosos museos en su nombre, uno de los mas significativos se encuentra en Isla Arena, Campeche Donde también está el museo del faro en honor a Pedro Infante.

Año tras año Pedro Infante sigue convocando gran número de fanáticos de todas las edades frente a su tumba en el Panteón Jardín de la CDMX. Entre los asistentes hay quienes se visten como algunos de los personajes que caracterizó y se le recuerda con una misa luctuosa, guardias de honor y, por supuesto, con música y las canciones que hiciera famosas el Ídolo de Guamúchil.

Contenido relacionado

Pedro Infante y las mujeres de su vida

1 Trackback / Pingback

  1. Hace 130 años nació un grande, Charles Chaplin - PacoZea.com

Opina

Tu email no será publicado .


*