Amparo Rivelles, querida en España, amada en México; aquí sus mejores trabajos

Amparo Rivelles, una de las principales figuras femeninas del cine español y considerada como «la reina de las telenovelas mexicanas». Así la recordamos

Amparo Rivelles, originaria de España, logró destacar en cine, televisión y teatro desde 1933, año en que inició su carrera. Perteneció a la época del cine de oro mexicano y es la primera actriz en ganar el Premio Goya de la Academia del cine.

Desde los 15 años estuvo involucrada en el medio y obtuvo múltiples protagónicos en su natal España. Más tarde, Amparo estuvo radicando 20 años en México, donde participó en varias telenovelas y películas.

Gracias a su carrera de décadas, Amparo Rivelles nos regaló interpretaciones entrañables, por tal motivo, hoy en su aniversario luctuoso a causa de una osteoporosis, la recordamos con sus mejores trabajos en cine, televisión y teatro.

El esqueleto de la señora Morales (1959)

Considerada por varios críticos «una de las mejores películas mexicanas de todos los tiempo», la cinta de humor negro es perteneciente a los últimos metrajes del cine de Época de Oro en México.

La tormenta (1967)

Es la segunda telenovela inspirada en la historia mexicana. La española compartió créditos con Ignacio López Tarso. «La Tormenta» fue el primer melodrama mexicano que mezcló historia con la ficción.

Pasiones encendidas (1978)

Significó la última telenovela que Amparo grabó en México. Tuvo la fortuna de compartir pantalla con Jorge Vargas, Verónica Castro y Valentin Trujillo. La telenovela fue producida por Ernesto Alonso.

Hay que deshacer la casa (1986)

Amparo Rivelles ya había conseguido hacer una carrera solida, sin embargo, no fue hasta 1986 que recibió un Premio Goya a Mejor Actriz gracias a la cinta dirigida por José Luis García Sánchez. Amparo es la primer actriz en la historia en ganar este reconocimiento.

La duda (2006)

A dos años de retirarse del teatro y el medio del espectáculo en general, Amparo Rivelles dijo que jamás volvería a hacer un papel, a no ser que existiera algo que la «apasionara».

Finalmente, la actriz cerró con broche de oro su carrera con una función en Santander, España, misma ciudad que la vio nacer en el teatro.

Contenido relacionado

Cinco películas emblemáticas de Tamara Garina «La bruja maldita»

JHG

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*