¿Cómo se obtiene una patente en México?

¿Cómo se obtiene una patente en México?
¿Cómo se obtiene una patente en México?

En el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual se realizan trámites administrativos para obtener patentes, registros de marca, búsquedas para saber si las ideas son originales y hasta solicitudes de demandas

¿Qué tienen en común la televisión a color, la píldora anticonceptiva, la máquina para hacer tortillas, el jet pack, la tinta indeleble, el concreto translúcido, la tridilosa o el flotador de baños? Que todas estas ideas fueron creadas por mexicanos. Inventos que cambiaron al mundo gracias al conocimiento y esfuerzo de quienes no sólo llevaron a la práctica sus proyectos, sino además las registraron para asegurarse que todos supieran que eran los dueños de esas ideas. Pero, ¿cómo se obtiene una patente en México?

Lo primero que hay que entender es que una patente es un derecho de exclusividad que otorga el Estado sobre un invento gracias a un documento técnico que describe los avances tecnológicos del artefacto o idea expedido por el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI).

En este Instituto se realizan trámites administrativos para obtener patentes, registros de marca, búsquedas para saber si las ideas son originales y hasta solicitudes de demanda contra el uso de ideas ya registradas.

Estas patentes sólo aplican en México, pero gracias al Tratado de Cooperación en Materia de Patentes y al Procedimiento Acelerado de Patentes se puede buscar la revisión y protección de una idea en otros países a través de una solicitud internacional. Ya que desde 1903 México es parte del Convenio de París que incluye a Estados Unidos, Japón, España, Corea, China, Singapur, Canadá, Portugal y la Oficina Europea y Austriaca de Patentes.

Antes de presentar la solicitud hay que investigar si el producto o idea es patentable, esto lo puedes saber consultando el artículo 19 de la Ley de Propiedad Industrial, pues hay cosas que no pueden registrarse como principios teóricos o métodos quirúrgicos. 

Después, redacta una descripción detallada del invento, características y utilidad para la industria mexicana. Entre más preciso mejor. Puedes incluir diagramas, dibujos y todo lo que ayude a comprender mejor la idea. Luego, descarga el formato de registro oficial del IMPI y llena la solicitud.

Los costos dependerán del rubro, pero por ejemplo solicitar el registro de una marca cuesta alrededor de 3 mil pesos. Para aclarar tus dudas, puedes tomar un curso en el propio Instituto, leer el capítulo 5 de la Ley de Propiedad Intelectual o acercarte a tu Universidad para llevar a cabo el trámite gracias a los convenios que tienen entre instituciones. Y ten paciencia, pues hay patentes que llegan a concretarse hasta 4 años después. Aun así, siempre será mejor registrar esa idea, que podría cambiar al mundo.

 

Contenido relacionado

Productores de mezcal marchan en la CDMX para defender la propiedad intelectual

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*