Descubre 4 clásicos de Charles Dickens que puedes ver en el cine

Descubre 4 clásicos de Charles Dickens que puedes ver en el cine
Descubre 4 clásicos de Charles Dickens que puedes ver en el cine

Charles Dickens pasó a conocer un Londres paupérrimo y pestilente, en el que supo lo que significaba ser pobre, y eso lo marcaría para siempre

Periodista, dramaturgo y novelista, Charles Dickens fue uno de los escritores más conocidos de la literatura inglesa del siglo XIX, volviéndose universal, gracias a que en su extensa obra combinó con maestría narración, humor, sentimiento trágico y la ironía con una ácida crítica social en plena época victoriana.

 Charles Dickens murió el 9 de junio de 1870, dejando como legado una serie de obras en las que quedó plasmado un traumático episodio de su vida, ocurrido en febrero de 1824 a sus doce años de edad y vivía con su familia en el norte de Londres. 

Su padre, John Dickens, un oficinista en la Armada fue detenido y encarcelado por impago de deudas, haciendo que de un día para otro, su familia se derrumbara y Charles, que era el mayor de los hijos varones, tuvo que lidiar con una situación abrumadora.

El joven Charles Dickens pasó a conocer un Londres paupérrimo y pestilente, en el que se vio obligado a mantenerse por sí mismo, y entró a trabajar en una fábrica de tintes, lo que fue una experiencia por demás desagradable. Ahí supo lo que significaba ser pobre, y eso lo marcaría para siempre.

Charles Dickens escribió novelas por entregas en relatos cortos, formato que usó porque no todo el mundo tenía el dinero para comprar un libro, y así se hizo de un público que esperaba con entusiasmo sus historias, gozando de gran popularidad hasta la fecha, siendo todavía editados y adaptados al cine.

Oliver Twist

Segunda novela de Charles Dickens que fue publicada originalmente entre febrero de 1837 y abril de 1839 en la revista Bentley’s Miscellany, siendo la primera historia en lengua inglesa que tiene a un niño como protagonista.

Oliver es un niño huérfano que pasa sus primeros años en un orfanato, inmerso en el mundo del hampa londinense, describiendo a la cruda ciudad como una sucesión de laberínticas calles y callejones pestilentes, patios por los que Oliver es arrastrado, y en los que percibe la pobreza, la suciedad o la delincuencia.

David Copperfield

Publicada por entregas en 1849, y en forma de libro en 1850, se convierte en la octava novela de Charles Dickens , teniendo muchos elementos que hacen referencia a su propia vida, por lo que podrías ser la más autobiográfica de todas sus obras.

Siendo la novela preferida de Charles Dickens, quizá porque en ella proyectó gran parte de su atribulada vida, nos muestra a David, un personaje que como el autor, vivió una infancia feliz leyendo y asistiendo a la escuela hasta que su suerte cambió.

Narrada desde la distancia del adulto, la vida de David Copperfield encierra sátira y humor irónico, luto y angustia, pero también alegría.

Grandes esperanzas

Publicada como serie entre diciembre de 1860 y agosto de 1861, está considerada como una de las más grandes y sofisticadas novelas, así como también una de las más populares, con un sinfín de adaptaciones teatrales y cinematográficas.

Ambientada en la campiña de Kent y en Londres de finales del siglo XIX, narra la historia Phillip Pirrip, un huérfano aprendiz de herrero cuya aspiración pasará a ser convertirse en un noble caballero, describiendo su vida desde su niñez hasta su madurez.

Sin embargo, descubrirá que el valor de la amistad y de la moral no se puede comprar con dinero.

Cuento de Navidad

Publicado originalmente el 19 de diciembre de 1843, Cuento de Navidad relata la historia de un avaro, egoísta y explotador anciano de nombre  Ebenezer Scrooge que desprecia todo lo relacionado con la fecha, y su transformación después de ser visitado en Nochebuena por una serie de fantasmas.

Destacando sus experiencias propias de la infancia y su simpatía por los pobres, ​Cuento de Navidad es una condena a la egoísta actitud de la sociedad británica de esa época hacia la pobreza infantil.

Además de un protagonista atractivo y un final esperanzador, el éxito de esta obra también se asienta en el uso de los fantasmas de la Navidad pasada, presente y futura.

IPR

Charles Dickens, el hombre que plasmó la desigualdad en sus novelas

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*