Día Mundial del Niño y la crisis sanitaria de COVID-19

Día Mundial del Niño y la crisis sanitaria de COVID-19
Día Mundial del Niño y la crisis sanitaria de COVID-19 The first 3 years, or 1,000 days, for all children, – whatever their ability – are fundamental to their development. UNICEF is supporting children across Latin America and the Caribbean affected by Congenital Zika Syndrome and other congenital disorders. In Guatemala, UNICEF is working with Ministry of Health to reinforce health systems to provide adequate support for families, with an emphasis on ensuring that all children with a disability, including during early childhood, receive early intervention in a stimulating environment and are able to realize their right to develop to their full potential. Sandra, in Guatemala City, has four children (Denis, 13, Dylan, 6, Dorian, 4, and Danilo, 9 months old). Danilo has microcephaly, a congenital disorder caused when Sandra was infected with the Zika virus from a mosquito bite during her pregnancy with Danilo, and which affects his long-term development. Sandra and her husband (Deyvi) did not learn that Danilo had the disorder until after he was born. “The doctors told us we shouldn’t get too attached to our baby,” Sandra said. “They said he was essentially a potato – a potato that had been badly cooked. Imagine a defect at the factory, your baby is a fau

Todos desempeñamos un papel clave en el bienestar de la infancia y este Día Mundial del Niño ofrece un punto de partida para construirles un mundo mejor

El 20 de noviembre es un día importante pues se conmemora el Día Universal del Niño y se conmemoran los aniversarios de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos del Niño (1959) y la aprobación de la Convención de los Derechos del Niño (1989).

Todos desempeñamos un papel clave en el bienestar de la infancia y así, este Día Mundial del Niño nos ofrece un punto de partida para llevar a cabo medidas inspiradoras para defender, promover y celebrar los derechos del niño a través de diálogos y acciones que construirán un mundo mejor para los niños.  

La crisis de la COVID-19 ha resultado ser una crisis de los derechos de los niños, por lo que, este año, la efeméride está inevitablemente marcada por la pandemia y la crisis socioeconómica que ha generado.

En este escenario, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o Unicef ​(UNICEF) hace un llamamiento a los gobiernos para que tomen todas las medidas necesarias para evitar mayores consecuencias sobre la salud, la educación, la nutrición y el bienestar de todos los niños.

Desde UNICEF recuerdan que el número de niños que viven en una situación de pobreza multidimensional se ha disparado un 15 %, hasta alcanzar aproximadamente los 1200 millones; al menos 24 millones de niños corren el riesgo de abandonar la escuela; y miles más podrían morir cada día si la pandemia sigue debilitando los sistemas de salud.

La restricción del movimiento y el cierre de escuelas también han aislado a los niños de sus maestros, sus amigos y sus comunidades, dejándolos más expuestos a la violencia, el abuso y la explotación.

Te puede interesar: Tres de cada 10 papás usan violencia para “educar” a sus hijos, en México

“Este año ha cambiado la vida de toda una generación de niños y jóvenes”, asegura la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Pese a ello, considera que se puede extraer una dosis de esperanza e inspiración de todos los avances que se están consiguiendo para responder a la COVID-19 y reimaginar sistemas más resistentes para el futuro.

Por su parte, el director general de la Organización Mundial de la Salud, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha recordado que “aunque los niños corren menos riesgo de contraer la enfermedad grave de COVID, los niños han sufrido la pandemia de muchas formas”.

Tedros se hacía así eco del reciente informe Evitar la generación perdida del COVID-19 de UNICEF, en el que se describe de manera exhaustiva las graves y crecientes consecuencias para los niños a medida que avanza la pandemia.

El documento demuestra que, si bien los síntomas entre los menores infectados siguen siendo leves, las infecciones están aumentando y el impacto a largo plazo en la educación, la nutrición y el bienestar de toda una generación de niños y jóvenes puede alterar la vida.

“Nuestra respuesta a la pandemia y la forma en que nos recuperemos de ella moldeará el mundo en el que crecerán nuestros hijos. Eso hace que sea aún más importante luchar contra la pandemia con todas las herramientas a nuestra disposición, para salvar vidas ahora y darles a nuestros niños un futuro mejor”, señaló Tedros.

IPR

Contenido relacionado

Accidentes de tráfico son la principal causa de muerte en jóvenes de entre 15 y 29 años

Acerca de PacoZea.com 57961 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*