Estamos de fiesta… ¡Feliz Día Mundial de la Cerveza!

Hoy estamos de fiesta... ¡Feliz Día Mundial de la Cerveza!
Hoy estamos de fiesta... ¡Feliz Día Mundial de la Cerveza!

Rubia, morena, artesanal, de alta o baja fermentación, no importa, ¡hoy es su día!

Sí, se trata de la cerveza, es una de las bebidas fermentadas más antiguas de la humanidad, sin embargo no fue sino hasta el 2007 que logró tener su propio día internacional. Cada primer viernes de agosto se le hace un homenaje. Esperen… Al menos terminen de leer la nota y luego van por ella.

Esta fecha fue elegida debido a la buena climatología de los meses estivales, cuando la cerveza toca los picos más altos de consumo, ya de por sí elevado todo el año, lo que demuestra que vive momentos de gracia.

¿Cuánto sabemos de ella?

  • Quien diga que tomar cerveza hace daño, ¡miente!, pero ¡cheleros del mundo: uníos! porque resulta que eso de la «panza chelera», no es verdad. Según estudios, el consumo moderado de cerveza no altera el peso ni la masa corporal, no contiene grasas y aporta menos calorías que los refrescos habituales. ¿Ah, verdad?
  • Es una de las bebidas más antiguas de las que haya registro. Según hallazgos arqueológicos, su origen se remonta a 5000 años atrás, en la región de los valles convergentes de los ríos Tigris y Éufrates, entre los que se encontraba la antigua Mesopotamia. Los pobladores elaboraban un líquido de carácter ritual, a partir de un pan de cebada que era disuelto en agua. Un milenio posterior, datos prueban que los chinos fueron artesanos del “kiu”, bebida desarrollada con cebada, trigo, mijo y arroz.
  • En la América prehispánica, los conquistadores observaron que algunos pueblos aborígenes del Nuevo Mundo bebían un líquido de índole sacra, elaborado a partir del maíz.
  • Contiene sales minerales, fibra, carbohidratos, micronutrientes y vitaminas, especialmente del grupo B, importantes para un equilibrio nervioso adecuado, la formación de hemoglobina y la disminución de la homocisteina (factor de riesgo cardiovascular). Un tercio al día aporta el 10% de las necesidades diarias de ácido fólico.
  • Los bebedores moderados tienen un riesgo hasta 60% menor de sufrir ataques cardíacos que los grandes bebedores o abstemios.  Y que conste que no estamos incitando a que le peguen duro al frasco, todos los beneficios se tienen cuando el consumo es MODERADO.

Bueno, pues ya fue mucho bla, bla, bla y nada de glu, glu, glu. Dicen por ahí que después del medio día ya no se considera alcoholismo así que hoy tomen se vale tomar un «chelita bien muerta».

¡Salud!

 

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*