Disminuirán carriles de circulación en el Zócalo

Disminuirán carriles de circulación en el Zócalo
Disminuirán carriles de circulación en el Zócalo

El Zócalo estará sujeto a una remodelación discreta el próximo año y la principal característica será la reducción de carriles de circulación y una mayor zona peatonal, anunció el director de la Autoridad del Espacio Público, Roberto Remes.

El funcionario destacó que al ser la plaza más importante del país y tener un carácter de apertura a todas las expresiones culturales, políticas y artísticas, el Zócalo se mantendrá sin obstáculos, sin construcciones y prácticamente lisa como en la actualidad.

La intervención, explicó Remes en entrevista telefónica, será tan discreta como sea posible, y aún se está procesando la decisión de si se realiza mediante la instalación de alguna variedad de losetas o de piso colado.

El primero sería más laborioso y llevaría más tiempo, en tanto que el segundo permitiría una obra de mayor rapidez.

“Tal vez haya quien extrañe los jardines y las fuentes, pero pensamos que debe mantenerse como una plaza abierta”, insistió el funcionario.

Remes puntualizó que la licitación para la obra se lanzaría a principios de 2017 y se espera que esté lista en el transcurso del segundo semestre del año.

El sitio donde se encuentra el Zócalo formó parte de La Gran Tenochtitlán. Ahí se ubicaban palacios y centros ceremoniales de la ciudad mexica fundada en 1325.

Debido a la historia de cerca de 700 años del lugar, el funcionario reconoció que aún está en discusión  si se podrán marcar en el piso de la plaza (ya sea con mosaicos o piso de un color diferente al del resto de la plaza) puntos donde estuvieron edificios o monumentos de las épocas de Tenochtitlán y de la Colonia.

Excélsior ha publicado que arqueólogos y arquitectos han planteado que en la plaza deben marcarse en el piso lugares donde estuvieron palacios mexicas, el Mercado del Parián o el basamento de la Columna de la Independencia que dio el nombre de Zócalo a la plaza, los monumentos que actualmente se ubican en Bellas Artes y la estación de tranvías, entre otros.

Remes explicó que hasta el momento la única definición conceptual que se ha propuesto es que para que el Zócalo deje de ser una especie de glorieta se reduzca el área peatonal a dimensiones que sólo permitan la llegada de trabajadores de los edificios públicos del Zócalo, de proveedores a los comercios de los portales, y de turismo.

“Debemos ser muy prudentes en el vínculo con todos los actores de la zona”, señaló.

La tendencia en el Centro Histórico pasó del cierre total de calles a la circulación vial y sólo permitir el acceso peatonal, como sucedió en Madero, a las calles compartidas, donde se reduce el área para autos y se ensanchan las aceras.

En el Zócalo se piensa privilegiar sobre todo el carácter de plaza abierta y de lugar de encuentro, sostuvo Remes, pues “la plaza ya está asumida por todos los sectores como un lugar de expresión”.

El Plan Integral de Manejo del Centro Histórico, cuya vigencia concluyó en 2015, había planteado la posibilidad del cierre de la Plaza de la Constitución al tránsito vial y de una calle a la redonda.

La última ocasión que se planteó abiertamente intervenir el Zócalo fue durante la administración de Cuauh-
témoc Cárdenas, quien convocó a un concurso para intervenir la plaza y se presentaron diversas propuestas de devolver los jardines que tuvo durante décadas.

Ninguno de los planteamientos prosperó.

Hace un mes el Gobierno de la Ciudad de México retiró a las rutas de autobuses que llegaban al entorno del Zócalo para fomentar el uso de la bicicleta.

La intención de las autoridades capitalinas es la de reducir el uso de la plaza como glorieta, y reducir la cantidad de autos que llegan al Centro Histórico para ir de sur a norte y poniente de la ciudad.

 La historia

Durante la Colonia, la entonces Plaza de Armas no fue un espacio tan abierto como la conocemos actualmente. El Mercado del Parían estuvo en el costado sur oriente.

En el Siglo XIX se construyó el basamento para instalar ahí la escultura de Carlos III, mejor conocida como El Caballito. El Parián fue derribado en 1843 para construir un monumento a la Independencia, que no pasó del basamento.

Con el paso de los años se plantaron árboles y se dio forma a un parque. Al aparecer los tranvías jalados por mulas, en el Zócalo se habilitó una de las primeras estaciones.

Cuando los tranvías fueron electrificados, la plaza fue rodeada por vías que salían en todas direcciones.

En el proyecto inicial de construcción del Palacio de Bellas Artes, los cuatro pegasos que hay en la explanada estarían en las esquinas del edificio. Los bronces fueron trasladados temporalmente al Zócalo, uno en cada esquina, hasta que fueron restituidos a Bellas Artes, aunque ya no como parte del edificio.

El Zócalo adquirió su actual fisonomía en 1957 y sólo se ha modificado el asta bandera, que en 1999 fue cambiada por una asta bandera monumental de 60 metros de altura.

Desde hace unos 15 años, el Zócalo se ha convertido en el principal escenario para conciertos públicos, para cierre de campañas presidenciales y ferias de todo tipo.

Arturo Páramo
CIUDAD DE MÉXICO.
Acerca de PacoZea.com 54566 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*