El paracaidismo, el ascenso y descenso de su popularidad

El paracaidismo, el ascenso y descenso de su popularidad

En México existen varias empresas que ofrecen el salto en paracaídas, creció tanta su popularidad que 11 ciudades turísticas cuentan con esta atracción

El hombre ha soñado, prácticamente toda su existencia, con la idea de volar y fue en 1797 cuando se registró el primer descenso en paracaídas de la historia.

Se reconoce a los chinos como los precursores de la idea del paracaídas, ellos construyeron una especie de paraguas capaces de sostener importantes pesos y se usaban para realizar saltos desde torres especiales. Por supuesto, no podían considerarse paracaídas, pero fueron los primeros intentos.

Los paracaídas de nylon fueron inventados por los aliados a mediados de la Segunda Guerra Mundial cuando las principales zonas productoras de seda estaban en poder del Japón.

Los paracaídas triangulares o en forma de delta se inventaron a mediados de los 1950 como paracaídas direccionables (su evolución dió lugar al aladeltismo), más concretamente los paracaídas triangulares o delta se plantearon para intentar un aterrizaje (no un amerizaje) sobre pista de las cápsulas espaciales del programa Gemini estadounidense a mediados de los 1960s. Los actualmente difundidos «paracaídas rectangulares» que poseen bastante direccionabilidad y capacidad de planeo fueron inventados en el contexto de la Guerra Fría para permitir operaciones sorpresivas de las fuerzas comando.

Hay muchas versiones acerca de quién fue el primer hombre en saltar en paracaídas. Pero el primer salto de exhibición indiscutido fue en octubre de 1797, cuando André Jacques Garnerin saltó desde su globo sobre París.

Su esposa, Geneviève Labrosse fue la primera mujer que saltó en paracaídas, en 1798. Su sobrina Elisa saltó 40 veces entre 1815 y 1836.

El primer hombre que usó el paracaídas como salvavidas fue Judaki Kuparento, quien en 1808 saltó sobre Varsovia desde su globo que se estaba incendiando.

En 1837 ocurrió el primer accidente fatal en la historia del paracaidismo. Roberto Cocking saltó desde 5,000 pies de altitud con un paracaídas que había construido en forma de cono invertido. Pero fue hasta 1885 que Thomas Balwing inventó el arnés para proteger a las personas.

Acerca del primer salto efectuado desde un avión en vuelo, pude encontrar diferentes opiniones. En algunos escritos aparece Grant Morton como el primero. En otros, aseguran que fue el Capitán Albert Bery, del Ejército de los Estados Unidos, quien hizo el primer descenso exitoso desde un avión el 1 de marzo de 1912.

Con la primera caída libre, un salto efectuado con apertura retardada en 1914, comenzó el salto libre deportivo.

En México el salto libre deportivo se popularizó hace aproximadamente 20 años, y a la fecha existen diversas empresas o clubes de paracaidismo que ofrecen sus servicios en ciudades como Guadalajara, Monterrey, Culiacán, Celaya, León, Querétaro, Cuautla, Puebla y destinos de playa como Puerto Escondido, Oaxaca, al igual que Playa del Carmen y Cozumel.

Muchas empresas de este tipo son miembros de la Confederación Deportiva Mexicana, la Comisión Nacional de Cultura Física y el Deporte (Conade) a través de la Federación Mexicana de Aeronáutica A. C., y cumplen con las normas que se les establece para volar y saltar aunque en los convenios que le ofrecen a firmar a sus clientes se deslindan de accidentes.

Además estos clubes deben estar regulados, vigilados y autorizados por instancias federales como la Dirección General de Aeronáutica Civil de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), deben cumplir con la Ley de Aviación Civil y con la Norma Ocial Mexicana Emergente, y tener licencias de operación por parte de autoridades municipales. 

Del año pasado a la fecha se registraron algunos accidentes en saltos deportivos, y fueron dos los casos más sonados donde tres personas perdieron la vida.

En marzo del 2018 una mujer perdió la vida en Playa Zicatela, cuando se registró una falla en la maniobra de aterrizaje provocando que chocara con otro paracaidista que iba en descenso. Ahí otra persona resulto gravemente herida.

Y en marzo de 2019 otras dos personas perdieron la vida luego que sus paracaídas tuvieran una falla y ambos cayeran en Tequesquitengo. Las víctimas fueron, una joven de 18 años y el instructor de 34 años. Aunque al principio se habló de una falla al abrir el paracaídas, días después se confirmo que el accidente fue por un error humano, el instructor concedió algunos segundos más de caída libre lo que impidió que el artefacto abriera a tiempo.

Luego de estos accidentes, un deporte que se estaba volviendo muy popular vio un decremento considerable que hasta la fecha trabajan para que los visitantes vuelvan a confiar en la seguridad de estos artefactos.

Contenido relacionado

¿Conoces la historia de los alebrijes? Aquí te dejamos una descripción de estos coloridos seres

EAS

Acerca de PacoZea.com 57801 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*