En 1997 el huracán Paulina dejaba daños inconmensurables en Guerrero y Oaxaca

El huracán Paulina fue un ciclón tropical considerado como uno de los más mortíferos, destructivos y costosos de México.

Memoria

El 9 de octubre de 1997 el huracán Paulina produjo 411.2 mm de lluvia en menos de 24 horas.

Dicha cantidad de agua es la que cae del cielo, en promedio, durante tres meses en esa región.

Paulina se originó de una onda tropical el 5 de octubre de 1997 a 410 km al sur-suroeste de Huatulco, Oaxaca.

Durante el día 7 de octubre, Paulina registró su máxima intensidad alcanzando la categoría 4 en la escala de Saffir-Simpson con vientos de 215 km/h y rachas de hasta 240 km/h.

Para la tarde del día 8, tocó tierra cerca de Puerto Escondido, Oaxaca provocando serias afectaciones en la costa de ese estado.

La madrugada del 9 de octubre, entró al estado de Guerrero dejando al puerto de Acapulco prácticamente devastado.

Paulina se disiparía en las primeras horas del día 10 en el estado de Jalisco.

Daños

El huracán Paulina produjo una torrencial precipitación récord en Acapulco de 411.2 mm acumulados en menos de 24 horas.

Las inundaciones afectaron severamente una de las regiones más pobres de México dejando entre 230 a 400 personas muertas.

Cerca de 300,000 personas quedaron sin hogar y se registraron daños por 80 mil millones de pesos, lo que lo coloca en el décimo puesto de los desastres naturales más devastadores de México.

Los Estados de Guerrero y Oaxaca sufrieron daños inconmensurables tras el paso de ‘Paulina’.

Según los informes, los daños causados fueron históricos ya que ningún otro huracán había atacado con tanta fuerza las costas del sur del país.

En el reporte preliminar, el presidente de aquel entonces de la Cruz Roja mexicana, José Barroso, declaró que los muertos podrían ascender a 400.

El Puerto de Acapulco Acapulco quedó irreconocible pues sus playas, su carretera y sus icónicas palmeras quedaron bajo toneladas de piedras, lodo, cuerpos y todo tipo de restos procedentes de las colinas circundantes.

Se estima que al menos unas 10.000 familias quedaron sin hogar.

Oaxaca contó con la misma suerte, más de 50 muertos y miles de desaparecidos fueron las primeras cifras que autoridades oaxaqueñas hicieron públicas.

El huracán Paulina generó intensas lluvias en la parte media y alta de la Sierra Madre del Sur, lo que ocasionó el desprendimiento de la tierra.

Ayuda

La Cruz Roja y el Ejército fueron los encargados de enviar víveres a las comunidades más afectadas.

Ayuda internacional también se hizo presente, la Unión Europea envió 450.000 dólares.

Los daños materiales que ocasionó la brutal fuerza de ‘Paulina’ se estimaron en 80 mil millones de pesos.

El presidente de aquel entonces, Ernesto Zedillo, adelantó su regreso de Alemania, donde se encontraba de visita oficial.

Hoy se cumplen 22 años de aquel trágico desastre natural donde la naturaleza enseñó su poder en las costas de México.

Aunque las cifras fueron oficiales, se presume que ‘Paulina’ ocasionó más víctimas, mismas que no fueron encontradas.

Contenido relacionado

#AlertaRoja en Los Cabos por Huracán Lorena

AVM

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*