Enfermera descubre que su nuevo colega es un bebé que ella cuidó hace 28 años

Seminatore comentó que conocer a Vilma fue una experiencia surrealista, pues nunca creyó reencontrarse con la mujer que lo vio nacer

Como si fuera una historia romántica de cine, una enfermera reconoció entre los nuevos residentes de pediatría a un bebé que ella cuidó hacía 28 años.

La singular historia ocurrió en un hospital en Palo Alto, California, cuando a la enfermera Vilma Wong le fue asignado un nuevo equipo de trabajo entre quienes se hallaba el residente Brandon Seminatore.

De acuerdo con los registros hospitalarios de Lucile Packard, Seminatore había nacido en ese mismo hospital donde estaba realizando su residencia.

Hacía 28 años su madre dio a luz a un bebé prematuro de sólo seis meses y medio de gestación, teniendo que quedarse internado en terapia intensiva por más de tres meses.

En aquel tiempo fue la enfermera Wong, de 26 años la encargada principal de brindarle la atención médica al pequeño Brandon.

Sin imaginarse que ese niño crecería para volver al lugar donde nació, y en donde se especializaría en pediatría para ayudar en la salud de muchos niños, la enfermera narró cómo fue el reencuentro.

«Brandon estaba en mi equipo cuidando a uno de mis pacientes. Le pregunté quién era y su apellido me resultó muy familiar. Seguí preguntándole cosas, como de dónde era. Me dijo que era de San José y que había nacido prematuro en este hospital.

Recordaba haber atendido a un bebé con el mismo apellido. Para confirmar mis sospechas, le pregunté si su padre era policía. Entonces hubo un gran silencio y él me preguntó si yo era Vilma. Y dije que sí».

Una vez que se enteraron del reencuentro, los padres del pediatra compartieron con el hospital la imagen de la señora Wong con un recién nacido Brandon en sus manos.

Para la familia Seminatore, la enfermera Wong es una persona “legendaria”, “Nos ayudó a calmar todos nuestros miedos”, dijo la madre de Brandon a un medio local.

Los padres de Brandon al enterarse que su hijo iba a trabajar en el hospital donde nació, le encargaron que buscara a la enfermera que lo cuidó cuando era bebé, pero al haber pasado tanto tiempo, el pediatra creyó que Vilma ya se habría retirado y nunca preguntó por ella.

Seminatore comentó que conocer a Vilma fue una experiencia surrealista, pues nunca creyó reencontrarse con la mujer que lo vio nacer.

“Cuando Vilma reconoció mi nombre, me acordé de las fotos que mis padres me habían enseñado y realmente me sentí impresionado por el hecho de que yo era uno de estos bebés.“ agregó.

Wong, de 54 años de edad, tiene 32 años laborando en el hospital. “Me considero muy afortunada de estar en una profesión que me encanta,” dijo a la página de la clínica.

Contenido relacionado

Enfermera cumple con su deber aún en pleno día de su boda

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*