Fabricante de ataúdes se vuelve millonario tras la caída de un meteorito en su casa

Fabricante de ataúdes se vuelve millonario tras la caída de un meteorito en su casa
Fabricante de ataúdes se vuelve millonario tras la caída de un meteorito en su casa

El sujeto de 33 años literalmente le cayó un valiosísimo meteorito en el techo de su casa que lo volvió millonario.

A un hombre en Indonesia, le cayó la fortuna del cielo. El sujeto de 33 años literalmente le cayó un valiosísimo meteorito en el techo de su casa que lo volvió millonario.

Su nombre es Josua Hutagalung y se dedica a fabricar ataúdes en la ciudad de Kolang (Indonesia), pero a principios de agosto su vida cambió para siempre.

Él se encontraba en la sala de su casa cuando una roca del tamaño de una pelota de fútbol atravesó el techo de la terraza al borde de su sala.

Primero se asustó y salió a ver de dónde había venido el impacto, comprobando que había sido una roca que aparentemente venía del cielo.

Grabó un video que subió su cuenta de Facebook personal y algunas fotos mostrando el curioso suceso.

También puede interesarte: Sorprende caída de meteorito en Tamaulipas #VIDEO

La “roca negra” que cayó en su techo terminó siendo uno de los hallazgos de meteoritos más importantes de la historia, según señalaron expertos que rastrearon al fabricante de ataúdes para decirle que lo que tenía en su poder era un pedazo de roca espacial de 4 mil 500 millones de años.

Al parecer, el meteorito contiene elementos que podrían dar pistas sobre los orígenes de la vida. Pero su atractivo también es grande para coleccionistas, no solo para investigadores, pues estos objetos espaciales son vendidos en subastas por todo el mundo en las que pueden alcanzar precios exorbitantes.

Contenido relacionado:

Meteorito ilumina el cielo de Japón y libera energía similar a 150 toneladas de TNT #VIDEO

AFG

Acerca de PacoZea.com 57896 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*