Fue «desahogo sexual» así justifica un juez una violación tumultuaria

Fue "desahogo sexual" así justifica un juez una violación tumultuaria
Fue "desahogo sexual" así justifica un juez una violación tumultuaria

El fallo del juez significó la libertad de los agresores y la furia de la sociedad argentina que exige justicia para la víctima de violación

Un caso de violación ocurrido hace ocho años, volvió a tomar vigencia después del fallo de un juez, quien declaró que sólo fue un doloso «desahogo sexual».

Ello implica que los agresores no pagarán por sus actos y seguirán disfrutando su libertad.

La decisión del juez encendió la furia de los argentinos, pues además coincidió con el quinto aniversario del movimiento «Ni una menos» contra las violencias machistas.

De los seis participantes, uno declaró como arrepentido, dos fueron sobreseídos y se llegó a un acuerdo para realizar un juicio abreviado.

Los hechos

Este caso fue conocido como «la manada de Chubut» ocurrió el 17 de septiembre de 2012, una playa de la provincia de Chubut, en el sur de Argentina.

La víctima tenía 16 años en ese entonces, se encontraba de paseo con sus amigas, cuando unos conocidos las invitaron a una fiesta.

Ya ahí, la joven fue drogada, por lo que perdió el sentido y fue llevada a una habitación, donde cuatro hombres la violaron, mientras otros dos cuidaban la puerta para no ser descubiertos, pero una de las amigas la buscó y la encontró siendo ultrajada.

Derivado del trauma de la violación, la joven intentó suicidarse, además recibió múltiples amenazas de los agresores, para evitar ser denunciados, por lo que tuvo que mudarse de ciudad.

Hasta enero de 2019 la víctima denunció por redes sociales lo ocurrido, a los tribunales llegó el caso en agosto del mismo año.

DMS

Contenido relacionado

Indigna psicóloga justificando la violación en programa de radio #VIDEO

Acerca de PacoZea.com 50379 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*