Iniciando desde el corazón de Fernando Platas

Iniciando desde el corazón de Fernando Platas
Iniciando desde el corazón de Fernando Platas
Iniciando desde el corazón de Fernando Platas
Iniciando desde el corazón de Fernando Platas

Hoy inicia una etapa en la cual agradezco a mi amigo Francisco Zea y a todo su equipo de trabajo, el poder compartir mi opinión no sólo en temas que seguramente tendrán que ver con lo deportivo, además de poder dar mi opinión en cuanto a temas que a todos como ciudadanos nos importan y seguramente con una visión  diferente.

Me considero una persona sencilla y sin complicaciones, por lo que mi opinión será de lo menos compleja y espero no difícil de comprender. Obviamente necesito empezar con un tema que conozco y he vivido, pero quiero que lo vean de una manera diferente. Sí, efectivamente estoy hablando del DEPORTE pero no quiero hablar del que todos conocemos y que entendemos como competencia,  medallas, campeonatos mundiales, ligas profesionales, etc., no, hoy quiero empezar por lo básico y de lo cual me considero un promotor; ¡estoy hablando de la cultura física!

Seguro algunos lectores me preguntarán la diferencia y es sencilla: uno tiene que ver con el alto rendimiento y no necesariamente con la salud, para el segundo su prioridad es la salud y un sistema de valores como política pública. A la cultura física no le interesa quién es el más veloz o el más fuerte, le interesa que todos tengan acceso a ella, pero de verdad TODOS:  bebés, niños y niñas, adolescentes, jóvenes, adultos contemporáneos (mi grupo), adultos mayores, personas con discapacidad porque lo que está promoviendo es el desarrollo de buenos hábitos.

La cultura física es como las matemáticas o la lectura, te la enseñan de niño y es algo que usarás toda la vida, bueno pues si a un niño le enseñas el buen hábito de comer bien (saludable) y tener una buena actividad física, el día de mañana no tendrá que pedir que le expliquen de qué se trata hacer alguna de estas dos para estar sano. Pero además esto tiene que ver con que un niño o niña entre a un sistema el cual le enseña a corta edad de manera muy fácil y ejemplificada lo que es DISCIPLINA, CONSTANCIA, COMPETENCIA, REGLAS, AUTORIDAD, INDIVIDUALIDAD, TRABAJO EN EQUIPO, etc., y que todas estas te ayudan para poderse desarrollar.

¿Por qué me parece importante? Simple, y lo comparto con quien puedo, no solo hoy sino siempre, me parece que tener mejores ciudadanos se trata de tomar acciones preventivas y en eso está el tema de salud así como de acciones que ayuden a la comunidad a tener una mejor convivencia. En estos tiempos que tenemos un llamado a valorar lo que tenemos como mexicanos, ¿qué hace que tengamos ese orgullo a flor de piel? Claro, cuando juega el Tri, cuando María del Rosario gana su tercer medalla olímpica, Germán Sánchez en su último clavado, Paola Longoria con otro título mundial consecutivo, pero también cuando vamos a una carrera atlética y vemos que todo mundo va con una actitud positiva y me refiero que se apoya a quien está sufriendo por acabar la distancia o hasta ayudamos como padres de familia a que el equipo llegue a tiempo al partido. Hemos visto o escuchado historias donde algún joven sale de adicciones o graves problemas, ¿con qué? Con la práctica de alguna actividad física y ¡aún no entramos a detalles de salud! En donde sin lugar a dudas la actividad física es la herramienta preventiva más eficiente.

En la vida, como en muchos proyectos personales, cuando las cosas no están del todo bien por “x” circunstancias, lo mejor es regresar a las bases y volver a darle importancia a lo sencillo, a lo del día a día, sentar bases es no sólo para el desarrollo, es para poder recurrir a ellas cuando la situación es complicada. Mucho hablamos de problemas sociales y de salud pública, mi opinión es regresar a esas prácticas que como sociedad siempre nos han dado, al buen civismo, a los buenos hábitos, a una  salud social en la que todos somos parte de un sistema y lo tenemos que hacer funcionar bien.

Podríamos empezar por decir “buenos días” a todos los que vemos en el inicio del día y así empezar por un buen ejemplo. La base siempre es recordar quiénes somos y de dónde venimos. ¡¡¡¡Nos vemos en la que sigue!!!!

 

 

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*