Joaquín Pardavé, de Patiño del cine mexicano a leyenda urbana

Joaquín Pardave, de Patiño del cine mexicano a leyenda urbana
Joaquín Pardave, de Patiño del cine mexicano a leyenda urbana

Era todo un estuche de monerías, además de actor, era compositor, director y cantante, Joaquín Pardavé dejó a México un gran legado cultural

Joaquín Pardavé nació el 30 de septiembre de 1900 en Pénjamo, Guanajuato, sus padres eran actores de teatro, ambos de nacionalidad española.

Heredó el gusto y el talento para la actuación, pero la «vena» artística que tenía iba más allá de la actuación.

Incursionó en el teatro a los cuatro años de edad, en su juventud trabajó como telegrafista, en esa época conoció a una mujer llamada Carmen y le compuso una canción con el mismo nombre.

Sus personajes cómicos son los más recordados, su calidad actoral no se limitaba a ellos, logró realizar magistralmente otro tipo de personajes.

Compartió créditos con grandes personalidades de la época como: Pedro Infante, Sara García, Cantinflas, Luis Aguilart, Flor Silvestre, Agustín Lara, Germán Valdés, Fernando Soler, entre otros.

No se conformó sólo con actuar, dirigió varias de las películas en las que actuó.

Sus mejores películas

  • En tiempos de Don Porfirio
  • Ahí está el detalle
  • El baisano Jalil
  • Los hijos de Don Venancio
  • El ropavejero

Sus canciones

Su lado de compositor también fue muy prolífico, forman parte del acervo popular mexicano, algunas de ellas se grabaron en muchas versiones, en diversas partes del mundo.

Las mujeres de las que se enamoró fueron sus musas, así como su natal Pénjamo, entre sus canciones destacan:

  • Carmen
  • Varita de nardo
  • Negrita consentida
  • Pénjamo

Leyenda surgida de su muerte

Joaquín Pardavé murió el 20 de julio de 1955 a los 54 años de edad, víctima de un derrame cerebral, el cual fue producido por alta presión arterial.

Su muerte fue realmente sorpresiva, tenía diversos proyectos en puerta, entre ellos la construcción de un monumento de Miguel Hidalgo y Costilla en su ´pueblo natal, el cual no alcanzó a conocer.

Después de su fallecimiento, un periódico de circulación nacional publicó que el actor había sido enterrado vivo, pues padecía catalepsia. Esto fue desmentido por sus familiares.

Pero hasta la fecha se sigue diciendo que Pardavé fue enterrado vivo.

Contenido relacionado

Silvia Pinal, la última diva en México cumple 88 años

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*