Niños se inician en el vicio del tabaquismo a partir de los 12 años

Niños se inician en el vicio del tabaquismo a partir de los 12 años
Niños se inician en el vicio del tabaquismo a partir de los 12 años

Los niños pequeños expuestos al humo de tabaco ajeno corren el riesgo de agravamiento del asma, la neumonía y la bronquitis

Este 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco, un oportunidad para concienciar sobre los efectos nocivos y letales del consumo de tabaco y la exposición que provoca el humo de tabaco ajeno, las cuales acarrean enfermedades cronicodegenerativas como cáncer de pulmón y tuberculosis.

En este marco, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reveló que en México, los niños varones 12 años y las niñas a partir de los 14 se inician en el vicio del tabaquismo.

Y aunque la edad para un consumo legal del tabaco es 18 años en hombres y 21 en mujeres, las estadísticas revelan una tendencia preocupante para la salud de los futuros adultos debido a las múltiples complicaciones que acarrea iniciar en este hábito a tan temprana edad.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el tabaco afecta a la salud pulmonar de las personas principalmente de cuatro maneras:

  • Cáncer de pulmón. Fumar tabaco es la principal causa del cáncer de pulmón, responsable de más de dos tercios de las muertes por cáncer de pulmón en todo el mundo. La exposición al humo de tabaco ajeno en el hogar o en el lugar de trabajo también aumenta el riesgo de cáncer de pulmón. Dejar de fumar puede reducir el riesgo de cáncer de pulmón: después de 10 años de dejar de fumar, el riesgo de cáncer de pulmón se reduce a aproximadamente la mitad del de un fumador.
  • Enfermedades respiratorias crónicas. Fumar tabaco es la causa principal de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), una afección en que la acumulación de mucosidad con pus en los pulmones provoca una tos dolorosa y terribles dificultades respiratorias. El riesgo de desarrollar EPOC es particularmente alto entre las personas que comienzan a fumar a una edad temprana, ya que el humo del tabaco retrasa significativamente el desarrollo pulmonar. El tabaco también exacerba el asma, que restringe la actividad y contribuye a la discapacidad. El abandono temprano del hábito de fumar es el tratamiento más eficaz para retrasar la progresión de la EPOC y mejorar los síntomas del asma.
  • Complicaciones en la salud de los bebés y niños. Los bebés expuestos en el útero a las toxinas del humo de tabaco, a través del tabaquismo materno o de la exposición materna al humo ajeno, experimentan con frecuencia una disminución del crecimiento de los pulmones y de la función pulmonar. Los niños pequeños expuestos al humo de tabaco ajeno corren el riesgo de agravamiento del asma, la neumonía y la bronquitis, así como infecciones frecuentes de las vías respiratorias inferiores.

A nivel mundial, se calcula que 165 000 niños mueren antes de cumplir 5 años por infecciones de las vías respiratorias inferiores causadas por el humo de tabaco ajeno. Los que viven hasta la edad adulta siguen sufriendo las consecuencias para la salud de la exposición al humo de tabaco ajeno, ya que las infecciones frecuentes de las vías respiratorias inferiores en la primera infancia aumentan significativamente el riesgo de desarrollar EPOC en la edad adulta.

  • Tuberculosis. La tuberculosis (TB) daña los pulmones y reduce la función pulmonar, lo que se ve agravado por el tabaquismo. Los componentes químicos del humo del tabaco pueden desencadenar infecciones latentes de TB, con las que está infectada alrededor de una cuarta parte de la población. La TB activa, agravada por los efectos nocivos del tabaquismo en la salud pulmonar, aumenta sustancialmente el riesgo de discapacidad y muerte por insuficiencia respiratoria.
  • Contaminación del aire. El humo del tabaco es una forma muy peligrosa de contaminación del aire de interiores: contiene más de 7000 sustancias químicas, 69 de las cuales se sabe que causan cáncer. Aunque el humo puede ser invisible e inodoro, puede permanecer en el aire hasta cinco horas, poniendo a las personas expuestas en riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias crónicas y reducción de la función pulmonar.

En nuestro país, el IMSS y sus campañas, las Unidades de Medicina Familiar han logrado que hasta 20 mil pacientes dejen de fumar en seis meses, lo que conlleva a reducir hasta en un 50 por ciento el riesgo de padecer cáncer de pulmón o EPOC en los siguientes 15 años, lo que también aplica si se deja de respirar el humo de cigarro.

Según estimaciones, 142 personas mueren a diario por EPOC o cáncer de pulmón.

El doctor Jesús Maya Mondragón argumenta la importancia de combatir el tabaquismo en que tan solo en el 2018 se detectaron once mil nuevos casos de cáncer de pulmón, en tanto que tienen registro de que en México existen alrededor de 15 millones de fumadores.

De los ocho millones que son derechohabientes del IMSS, dos millones son fumadores activos y el resto pasivos.

Contenido relacionado

Coadyuva LOCATEL en atención y prevención del tabaquismo en CDMX
Acerca de PacoZea.com 32961 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*