Océanos libres de plástico

Contaminación de océanos por plástico
Contaminación de océanos por plástico

Los materiales plásticos  son de muy lenta degradación y representan aproximadamente el 50% de la basura que contamina los océanos, por lo que aún si paráramos ya de tirar plástico al mar, el problema podría extenderse por unos mil años más.

Algunos expertos dan como cifra que alrededor de 8 millones de toneladas de plástico van a parar a los océanos, de no tomarse medidas, la cantidad de plástico podría ser diez veces mayor en la próxima década y tener un impacto acumulativo de hasta 155 millones de toneladas para el año 2025.

El problema se agrava cuando animales marinos ingieren pedazos de plástico que flotan en el mar y sus estómagos se llenan de plástico, lo cual los lleva a padecer inanición.

Los albatros son más vulnerables porque se alimentan de huevos de peces voladores, que están pegados a objetos flotantes que en la actualidad son mayormente trozos de plástico.

Las tortugas suelen ser víctimas de las bolsas plásticas, porque, cuando están bajo el agua, son muy fáciles de confundir con medusas.

El mundo se enfrenta a un grave problema, pero al parecer no todo está perdido y existe una esperanza, al menos así trata de demostrarlo Boyan Slat, un joven holandés de 21 años que tiene una meta en la vida: limpiar los océanos de basura plástica.

Todo comenzó cuando tenía 16 años, se encontraba de vacaciones en Grecia y al estar buceando se dio cuenta de la gran cantidad de desechos de plástico que había, comenta:

«Vi más bolsas plásticas que peces». Pero lo que más le sorprendió fue que nadie pensaba que el problema era solucionable.

Proyecto The Ocean Cleanup
Proyecto The Ocean Cleanup

Boyan desarrolló un proyecto científico escolar, pensando en no dañar a la fauna marina. La pregunta que surgió en ese momento fue “¿Por qué moverse a lo largo de los océanos, si los océanos pueden venir hacia uno?”. La idea consiste en distribuir una serie de barreras flotantes, ancladas al fondo del mar, para encerrar la basura flotante. El plástico se movería a lo largo de estas barreras para llegar a una plataforma, desde donde se podría extraer fácilmente.

Las corrientes oceánicas podrían circular libremente por debajo de las barreras, trasladando en ellas a los animales marinos.

Fue así como nació la fundación «The Ocean Cleanup»Slat, junto con un grupo de 100 expertos entre ingenieros y científicos, elaboraron un informe de 530 páginas, el cual responde a preguntas relacionadas con la ingeniería, oceanografía, ecología, reciclaje, derecho marítimo y finanzas, y se basada en pruebas extensas y modelos de simulación por computadora.

En esta entrevista Boyan menciona que se ha encontrado con varias objeciones para su proyecto, por ejemplo se le cuestiona qué hacer con los desechos recogidos, a lo que contesta que pueden convertirse en petróleo y otros materiales duros.

La Fundación The Ocean Cleanup acaba de lanzar una campaña para recolectar fondos para que puedan empezar a construir un prototipo operacional a gran escala en tres o cuatro años. El objetivo es recaudar dos millones de dólares en 90 días. Por ahora ha logrado un financiamiento de 80 mil dólares en dos semanas y a la fecha, más de seis mil inversores apoyaron el proyecto.

En palabras del propio Boyan Slat:

«Si quieres hacer algo, tienes que hacerlo lo más pronto posible», y eso significa ya.

Siempre hay una buena noticia en el día.

#LaBuenaDelDia

Acerca de Elizabeth Trenado 59 Articles
@laestrenado Intagram liztrenado

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*