Pequeña de tres años supera coeficiente intelectual de Einstein y Hawking

Los padres de Ophelia dicen que sin importar qué decida hacer ellos siempre estarán orgullosos de su hija, «solo queremos que sea feliz”

Una menor de tres años en Gran Bretaña se convirtió en la primera persona en superar el coeficiente intelectual (CI) de Albert Einstein o Stephen Hawking con 171 puntos.

Con este logro, la pequeña Ophelia Morgan-Dew se convirtió en la persona más joven de Reino Unido en ingresar a la sociedad para superdotados Mensa, y es el primer 0,03% de la población en término de “poder cerebral”.

La niña de tres años es capaz de recordar sucesos que ocurrieron antes de haber cumplido el año, y le resulta muy sencillo mantener una conversación porque tiene la capacidad de producir sus propias ideas.

“Es como hablar con una joven de 19, desarrolla sus propias ideas”, señaló su madre Natalie Morgan a medios locales.

Los papás de Ophelia notaron desde el año de edad las particularidades de la infante por lo que decidieron asistir a un psicólogo para superdotados, ahí le practicaron diversas pruebas y estudios y determinaron que su capacidad intelectual es de 171 puntos, superando por mucho la puntuación media de la población que es de entre 85 a 115 puntos.

“Cuando nuestra hija tenía unos ocho meses, nos dimos cuenta de lo brillante que podía ser. Empezó a decir los colores, las letras y los números muy pronto, en comparación con la mayoría de los niños”, dijo la madre.

Desde su nacimiento los padres tuvieron indicios sobre lo “brillante” que era su hija, pero no fue después del ingreso en la guardería donde las acciones los llevaron a buscar ayuda especializada.

“Sólo queríamos averiguar cómo podíamos ayudarla”, indicó su progenitor Dew Morgan, además enfatizó que no quería “forzarla” pero tampoco que se sintiera “poco estimulada”.

Aunque la niña es un genio, también posee actitudes de su edad. “Le gusta corretear y jugar con sus primos, saltar en colchonetas… Cosas normales en una niña de esa edad”, apuntó.

Los padres de Ophelia dicen que sin importar qué decida hacer, ellos siempre estarán orgullosos de su hija, «solo queremos que esté sana y sea feliz”.

Contenido relacionado

Stephen Hawking, el hombre que vivió enamorado del universo

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*