Piel seca: causas, consecuencias y cuidados

Piel seca: causas, consecuencias y cuidados
Piel seca: causas, consecuencias y cuidados

Si bien hay muchos productos para cuidar de ella, también existen alimentos que ayudan a mejorar esta condición

La piel es uno de nuestros órganos más importantes, dado que nos protege del entorno, nos da nuestra apariencia y el sentido del tacto. No obstante, cuando la piel se seca puede percibirse áspera y tirante, o incluso agrietarse o dar comezón, y se deteriora su capacidad para funcionar correctamente.

La piel seca se define por las sensaciones que experimenta quien la padece, la persona se siente incómoda, la piel se tensa, se siente rugosa, y la aplicación de un producto apropiado contribuye a mitigar las molestias.En ocasiones, los síntomas pueden ir acompañados de picor o ardor.

Además, las pieles secas son un terreno favorable para la aparición de eccema, particularmente en forma de eccematide acromiante (o pitiriasis, manchas blancuzcas y resecas en la piel), que aparece de pronto en mejillas y brazos de los niños (siguiendo un cuadro de dermatitis atópica). Dentro de la piel seca, se pueden distinguir varios estados:

  • Piel seca: incomodidad pasajera, sensación ligeramente tirante, descamaciónligera,
  • Piel muy seca: incomodidad y tirantez marcada, descamación intensa, agrietamientos y fisuras,
  • Xerosis preatópica: piel áspera y rugosa (manchas de sequedad extrema), ligeras irritaciones.

¿Cuáles son las causas de la piel seca y muy seca?

La superficie de la piel sana está naturalmente protegida por el film hidrolipídico, que como su nombre indica está formado, principalmente, por agua y lípidos (sebo). Esta barrera impermeable es una defensa de la piel ante las agresiones externas y previene la pérdida de agua.

Cuando hay un desequilibrio de agua y lípidos de la capa superior de la epidermis, la función de barrera no puede llevarse a cabo de forma eficaz, y la piel empieza a manifestar diversos grados de molestias, como se ha explicado anteriormente.

La piel seca es causada por factores tanto exógenos (externos) como endógenos (internos). Una persona puede ser afectada por más de uno de estos factores, y la gravedad de la piel seca aumentará con el número de causas combinadas. El conocimiento de los factores que influyen en la piel seca puede contribuir a la prevención y el tratamiento de la misma. 

Relación entre la piel seca y la piel sensible

La piel seca habitualmente es sensible, y podría reaccionar con irritación si entra en contacto con detergentes agresivos, jabones o productos cosméticos inadecuados. Cuando la función de la barrera cutánea se deteriora, los alergenos, los irritantes, los contaminantes y los microorganismos pueden penetrar más fácilmente en la piel.

La piel sensible no siempre está relacionada con la sequedad. En cualquier caso, es importante evitar productos para el cuidado de la piel que contengan ingredientes irritantes tales como perfumes y colorantes . 

Resultado de imagen para piel seca

¿Cómo distinguir entre piel seca y piel deshidratada?

Decir piel seca o muy seca designa un tipo de piel en particular. Es una condición permanente que se caracteriza por sensación de tirantez en rostro y cuerpo, y cuya causa es una anomalía de la barerra cutánea; a esta piel le faltan agua y lípidos, es delgada, presenta enrojecimientos y textura áspera.

La piel deshidratada, por su parte, es un fenómeno que puede afectar a todos los tipos de piel en un momento u otro de la vida, es reversible y pasajero; se caracteriza por sensaciones de tirantez localizada y puntual, y se debe a una mala fijación y pérdida de agua. Hay un malestar a nivel cutáneo, se perciben asperezas y a veces descamaciones pero es sólo que a la piel le falta agua.

Cuidados para la piel seca

Reducir el tiempo de exposición al agua caliente, optando por duchas rápidas en lugar de baños prolongados.

Evitar usar productos para el cuidado de la piel que contengan sustancias irritantes: alcoholes, parabenos, colorantes o perfumes.

Lavar la cara una o dos veces al día con un producto especial para este tipo de piel.

Los productos que contiene urea, lactato y glucoglicerol, son idóneos para tratar este tipo de piel.

Secar la piel con golpecitos suaves, sin frotar.

Mañana y noche, después de la limpieza, aplica un tratamiento hidratante y emoliente para calmar la sensación de tirantez y proteger la piel de las agresiones externas.

Procurar nutrir la piel de rostro y cuerpo con productos específicamente formulados para piel seca.

Evitar el aire seco pasando menos tiempo al aire libre cuando el clima es cálido o frío, utilizar un humidificador en el interior cuando la calefacción está encendida.

Vestir ropas confeccionadas con materiales naturales, como algodón y seda, que no irritan la piel. Aunque la lana también es natural, puede irritar, por lo que debe evitar el contacto directo con este material.

Mantenerse hidratado, beber al menos 1.5 litros de agua al día.

No exponerse al sol y usar protector solar adecuado.

Alimentos que ayudan a combatir la piel seca

“Belleza es salud”, “la belleza viene desde dentro”, son cosas que escuchamos a diario, pero son realmente ciertas, el tipo de dieta que llevamos influye en la salud de nuestra piel.

La naturaleza además de sabia ha sido muy generosa y nos proporcionó alimentos que nos ayudan a mejorar la condición del órgano más grande del cuerpo.

Algunos de estos alimentos son:

Alimentos ricos en agua

Para evitar y/o tratar la piel seca, es importantísimo mantener la piel bien hidratada.

Las frutas y verduras también te pueden ayudar, como uvas, melón, naranjas, tomates, pepinos, cebolla, pimientos verdes y apio.

Alimentos ricos en agua

Alimentos ricos en vitaminas A, B y C

Los alimentos ricos en vitaminas A, B y C tienen antioxidantes que ayudan a reparar la piel.

Los alimentos ricos en betacaroteno son beneficiosos para restaurar las zonas dañadas de la piel.

Estos son los vegetales de color verde oscuro, como las espinacas, las frutas y hortalizas de color amarillo y naranja, como los pimientos amarillos y rojos, zanahorias, calabaza y albaricoques,

Asimismo, aquellos alimentos ricos en en vitamina B2, como el queso, la carne y los huevos ayudan a dar brillo a la piel.

Por su parte, la vitamina A ayuda al crecimiento de piel nueva y se encuentra en el aceite de pescado, leche y huevos.

Huevos

Alimentos ricos en zinc

Los alimentos ricos en zinc ayudan a reparar los daños de la piel, como la descamación de la piel seca, picazón, y promueven la suavidad de la piel, también tiene efectos fotoprotectores, calmantes y antiinflamatorios, capaces de ayudar en el tratamiento de varios problemas dermatológicos.

Este mineral puede aprovecharse tanto de manera tópica, como de forma sistémica. Así pues, resulta conveniente obtenerlo mediante alimentos como: las ostras, sardinas, germen de trigo y semillas de calabaza.

Resultado de imagen para sardina

Alimentos ricos en azufre

El consumo de alimentos que contienen azufre pueden promover el rejuvenecimiento de la piel. También ayudan a mantener la piel hidratada, suave y flexible.

Dentro de este grupo de alimentos para tratar la piel, tenemos a los espárragos, huevos, cebolla y ajo principalmente. También se encuentra en muchas frutas y verduras, leche y cereales integrales.

Para aquellas personas que padezcan trastornos de la piel, son beneficiosos los baños de azufre.

Omega 3

Los ácidos grasos Omega-3 que se encuentran en el pescado de aguas frías pueden ayudar a que la piel sea menos sensible a los rayos ultravioleta, además ayuda a promover y mantener la salud de la piel.

Los omega-3 son necesarios para ayudar a que tu piel retenga la humedad y pueden ayudar a evitar que la piel se seque en condiciones climáticas adversas. 

El aceite de linaza prensado en frío sin refinar es también una fuente de omega-3. Se puede utilizar en ensaladas y verduras al horno a baja temperatura.

Agua de coco

Contiene vitaminas muy importantes para la piel, como son las vitaminas A, B y E, las cuales ayudan a evitar la deshidratación de los tejidos y la pérdida de agua que, entre otras cosas, puede provocar sequedad y envejecimiento prematuro.

También se puede usar de manera tópica.

Contenido relacionado

¿Piel grasa? Sigue estos consejos para cuidarla

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*