Pierde sus piernas y parte de su rostro por bacteria contagiada por su perro

Pierde sus piernas y parte de su rostro por bacteria contagiada por su perro
Pierde sus piernas y parte de su rostro por bacteria contagiada por su perro

La bacteria de la septicemia afecta a unos 20 millones de personas al año en el mundo, de las cuales ocho millones no logran sobrevivir.

Un hombre en Reino Unido, contrajo septicemia luego de que su perro le lamiera una herida en su brazo hace un año; lo que ocasionó una serio problema de salud que lo llevó a perder sus dos piernas y gran parte de su rostro.

El caso del psiquiatra británico Jaco Nel ha sido difundido por BBC News, quien alerta sobre el padecimiento de septicemia, la cual, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se produce cuando el sistema inmunológico se sobrecarga.

Dicha enfermedad puede contraerse de diferentes maneras, desde la herida en un dedo hasta una infección urinaria, sin embargo, hasta el momento no hay claridad sobre qué es lo que la desencadena.

Hace un año, Jaco Nel contrajo dicha bacteria a través de su mascota, un cocker spaniel llamado Harvey, quien se acercó a su dueño para lamerle una pequeña herida que tenía en su brazo.

Aunque el hombre desinfectó su extremidad, dos semanas después comenzó a sentir síntomas de gripa y desorientación.

Luego de que su novia lo encontrara inconsciente en su casa, Nel fue ingresado a un hospital, donde le diagnosticaron septicemia.

Tras un coma inducido de cinco días, el psiquiatra despertó y encontró su cuerpo totalmente negro debido a los problemas en la coagulación de su sangre, los cuales habían afectado varios tejidos.

También presentó fallas en los riñones, y tuvieron que amputarle las piernas de las rodillas para abajo, además de haber perdido la punta de su nariz y algunos dedos de las manos.

El hombre vivió dos meses con diálisis y tras otros tres más de rehabilitación, Jaco Nel volvió a caminar y rehacer su vida.

Sin embargo, tuvo que sacrificar a su mascota Harvey, debido a que era portador de la bacteria, y por lo tanto, era un peligro para quienes estaban a su alrededor.

Actualmente se sabe que la septicemia afecta a unos 20 millones de personas al año en el mundo, de las cuales ocho millones no logran sobrevivir.

 

Contenido relacionado

Él es “Bob”, el perro con cara de humano

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*