¿Qué beneficios traerán las urnas electrónicas #ElOpinador

¿Qué beneficios traerán las urnas electrónicas? ¿Lograrán terminar con la desconfianza electoral? #ElOpinador
¿Qué beneficios traerán las urnas electrónicas? ¿Lograrán terminar con la desconfianza electoral? #ElOpinador

Las urnas electrónicas son una vía para garantizar el voto dentro de un sistema democrático de forma secreta y libre, sin costosas impresiones

Hoy tal vez todo sea amor y amistad, pero en breve estaremos hablando sobre los cambios en la consejería del Instituto Nacional Electoral. Una prueba para saber si aprendimos la lección que nos dejaron los Derechos Humanos.

O si será más de lo mismo, inclinando la balanza, quizá por lo que se ha rumorado, en aquellos que citan mal a los clásicos, los persigue el fantasma de la misoginia o coleccionan rechazos de doctorados.

Pero bueno, en lo que llegamos a eso… o no. Quiero traer un tema técnico que vale la pena analizar para tomar las debidas precauciones. Se trata de una herramienta que ya habíamos ocupado en las contiendas, pero que ahora tendrá un papel más importante en la opción al voto. Me refiero, a las urnas electrónicas.

Empecemos por lo básico ¿qué es una urna electrónica? A decir del propio organismo electoral, se trata de un dispositivo o sistema para recibir y contar votos emitidos por los ciudadanos durante las elecciones.

Un equipo que registra de forma automática los sufragios del total de los participantes, separándolos por elección de partidos. 

Una vía más económica para garantizar el voto dentro de un sistema democrático de forma universal, secreta, libre, personal e intransferible que no requiere de costosas impresiones, agiliza los procesos y trae importantes ahorros.

Ofrece al ciudadano la opción de votar sin tener que desplazarse hasta la casilla, e incluso utilizar las ventajas de la red, sobre todo si se vive en el extranjero.

Si se usa correctamente facilita el proceso electoral, los resultados se registran más rápido, le dan al votante pruebas que verifican su voto, sustituye la labor de cientos de personas, aligera la carga de los funcionarios de casilla, minimiza el error humano, simplifica tareas y arroja resultados en pocas horas al cierre de la jornada electoral.

Por el otro lado, tenemos que al reducir puestos, elimina fuentes de empleo temporal, su mantenimiento es elevado para garantizar que tanto hardware como software serán confiables.

Puede generar al principio desconfianza entre el electorado. Requerirá de reformas legislativas para su uso y toda medida de seguridad debe ser impecable para garantizar la transparencia en cualquier proceso.

¿Funcionarán? La respuesta sólo se obtendrá bajo la marcha. Pero si respetamos las bases de la institución. Tomamos decisiones democráticas y no políticas en los designios de sus pilares.

Pugnamos por la neutralidad en sus consejerías y secretarías. Y mantenemos el desmarque gubernamental. Entonces una vez más demostraremos que el poder de esta nación radicará, en su libre capacidad de elección.

Contenido relacionado

A partir de diciembre todas las credenciales de elector en México tendrán código QR: INE

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*