¿Quién era el «loco Mike» y porqué pensaba que la Tierra es plana?

¿Quién era el "loco Mike" y porqué pensaba que la Tierra es plana?

El principal punto de discusión entre los convencidos de que la Tierra es plana es el alcance de la Antártida, así como el diseño general de los continentes

El estadounidense Mike Hughes de 64 años, autodenominado aventurero y acróbata, conocido como el «loco Mike» era un teórico de la conspiración de la Tierra plana, conocido por volar en cohetes de vapor de fabricación propia.

Muerto el sábado pasado cuando despegó la aeronave pero esta estallara y algo saliera mal con el paracaídas integrado, Mike ‘Mad’ Hughes se había hecho famoso por lanzarse en varias ocasiones a bordo de sus propios cohetes caseros para verificar desde el aire su teoría de que la Tierra es plana.

Por loca que pareciera, la noción de que la Tierra es plana y no esférica, data desde la época antes de Cristo, persistiendo en la Europa medieval, cobrando gran relevancia en la literatura y la cultura popular contemporánea.

En la Antigüedad clásica hubo autores que sostuvieron que la Tierra era plana y otros que era cilíndrica. Entre los filósofos griegos, Tales de Mileto sostuvo la idea de un planeta plano, mientras que Anaximandro creía que la Tierra era un corto cilindro con una superficie plana y circular. Así, el primer personaje que habría defendido el postulado de un mundo esférica fue Pitágoras, pero tal hipótesis se contradice con el hecho de que la mayoría de los presocráticos pitagóricos consideraban que la Tierra era plana.

En Sobre el cielo, Aristóteles dio una explicación razonada de por qué la Tierra es una esfera y citó un valor para su circunferencia que es el correcto dentro de un factor de dos. El conocimiento de la Tierra esférica comenzó gradualmente a extenderse más allá del mundo helenístico a partir de ese momento y en el Siglo III a. C., Eratóstenes dio una estimación más correcta de su circunferencia.

En tiempos de Plinio el Viejo, en el Siglo I d. C., la mayoría de los estudiosos occidentales aceptaban que la Tierra tenía forma esférica. Más o menos por entonces, Claudio Ptolomeo derivó sus mapas de un globo curvado, y desarrolló el sistema de latitud, longitud, y climas.

Sus textos se convirtieron en la base de la astronomía europea durante la Edad Media, aunque la Antigüedad tardía y la Alta Edad Media vieron argumentos ocasionales en favor de una Tierra plana.

El actual movimiento pro tierra plana se originó en el Siglo XIX cuando un excéntrico inventor inglés, Samuel Birley Rowbotham, basándose en interpretaciones literales de ciertos pasajes de la Biblia, publicó un panfleto de 16 páginas, que más adelante convirtió en un libro de 430 páginas, exponiendo sus puntos de vista al respecto.

De acuerdo con el sistema de Rowbotham, al que llamó Astronomía Zetética, la Tierra es un disco plano centrado en el polo norte y cerrado en su límite sur por un muro de hielo, con el Sol, la Luna, los planetas y las estrellas a tan sólo unos centenares de millas sobre la superficie de la Tierra.

Posteriormente, Rowbotham y sus seguidores alcanzaron notoriedad al enzarzarse en debates públicos escandalosos con los científicos destacados de su tiempo, como el prominente geógrafo Alfred Russel Wallace.

Tras varios juicios por fraude y calumnias, Rowbotham murió y sus seguidores crearon la Sociedad Zetética Universal, publicando una revista titulada The Earth Not a Globe Review, y permanecieron activos hasta bien entrado el siglo XX. Tras la Primera Guerra Mundial, el movimiento inició un lento descenso.

Pero, a mediados del siglo XX cuando se formó la organización internacional ‘Flat Earth Society’ en 1956 en estados Unidos, pionera en la defensa de esta teoría, y que desde su nacimiento no ha dejado de promover una serie de postulados para refutar la teoría de que la Tierra es redonda, asegurando que el planeta es un disco rodeado por una gran pared de hielo.

Los afines a esta idea presuponen que la NASA y el resto de agencias espaciales son fraudulentas, grandes organizaciones internacionales de lavado de dinero, y que los lanzamientos tripulados al espacio o el envío de satélites son misiones falsas.

Entre los defensores de la teoría tiene bastante predicamento la idea de que los viajes espaciales fueron montajes cinematográficos. 

Por ejemplo, la terraplanista Patricia Steere, que hace entrevistas y habla a favor del movimiento en su canal de YouTube opina que una de las pruebas que la Tierra es plana, es la existencia de los océanos.

«El agua no puede ajustarse a una forma de una bola», agregó la mujer, añadiendo que si la Tierra fuera una esfera, toda el agua caería, asegura citada por The Houston Chronicle. Steere también cuestiona la existencia de la gravedad, ya que —según explica— es el peso y no la gravedad lo que hace que los objetos caigan al suelo, en vez de flotar en el aire.

«Se llama teoría de la gravitación», esgrime, recalcando la palabra «teoría». Asimismo, asegura que el hecho de que no se vea una curvatura de la Tierra desde un avión confirma su punto de vista.

Contenido relacionado

Paty Navidad se va contra Greta Thunberg y las redes la tunden


Acerca de PacoZea.com 45039 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*