¿Sabes qué hacer en una inundación?

¿Sabes qué hacer en una inundación?
¿Sabes qué hacer en una inundación?
¿Sabes qué hacer en una inundación?
¿Sabes qué hacer en una inundación?

La Ciudad de México tuvo unas de las lluvias más fuertes de los últimos 17 años. En Chihuahua los ciudadanos fueron testigos de cómo granizos del tamaño de una pelota de tenis, dañaban inmuebles y automóviles en donde -por fortuna- hasta el momento no cobró la vida de algún inocente. Y mientras el mundo se da cuenta de los graves cambios climáticos y la poca protección que tenemos frente a la madre naturaleza, es tiempo de estar prevenidos para cualquier fenómeno natural, pues si queremos actuar al momento de la emergencia, poco podremos hacer. Por ello, lo mejor es prevenir. Pero, ¿qué hacer en caso de una inundación?
1. Nunca subestimes el poder de la naturaleza ante una inundación, aun cuando creas estar seguro en una ciudad, el escenario puede cambiar en segundos.

2. Jamás olvides que ante un fenómeno natural lo más importante eres tú y tu familia, no pierdas minutos valiosos queriendo salvar bienes o pertenencias.

3. La prevención es lo más importante. Crea un protocolo con los pasos que seguirías en caso de un fenómeno natural, cuestiona a tu familia sobre lo que harían ellos y acuerda un punto de reunión con tu familia en caso de que se separen.

4. Ten siempre documentos y archivos importantes en bolsas selladas, escanea credenciales y papeles importantes y guárdalos en una USB´s, muchos de ellos sobrevivirán aún cuando se mojen. O si tienes posibilidad, compra una caja fuerte a prueba de agua.

5. Pon atención en las alertas meteorológicas y comunicados de Protección Civil para saber la magnitud del fenómeno. Los reportes del tiempo en la tele van más allá de la admiración a la belleza femenina, pues la información es vital para actuar.

6. Si la inundación es inminente, dirígete a terrenos altos o refugios destinados por las autoridades. Toma fotografías de tus propiedades y si es posible, haz un inventario de tus pertenencias.

7. Si quedas atrapado en tu casa, desconecta la electricidad, cierra llaves de agua y gas, y tapa desagües de aguas negras, inodoros y cañerías. Y no dejes que productos químicos o inflamables contaminen el entorno.

8. Si la inundación te atrapó en el auto, tienes 30 segundos para hacer lo siguiente: apaga el coche, pon el freno de mano, quítate el cinturón de seguridad, abre la ventana y sal de ahí. Si necesitas romper una ventana utiliza las cabeceras de los asientos, también para eso fueron diseñadas.

9. En auto o caminando, jamás cruces un charco, debajo puede haber una coladera destapada, una zanja o una fuerte corriente al desagüe. Es mejor esperar a que pase un camión que marque el camino y la profundidad de la inundación.

10. Conoce tu ciudad y sé precavido. Las calles no se llaman Río, Presa, o Acueducto por ocurrencia, la historia nos marca la pauta. Y si es posible, ante una tromba espera un par de horas en la oficina o ve al cine, si liberas las calles evitarás congestionamientos y los equipos de emergencia podrán actuar rápidamente.

 

Si quieres estar más seguro en casa ten a la mano una mochila de emergencias, la cual debe incluir:

  • botiquín de primeros auxilios
  • medicinas de uso frecuente
  • comida no perecedera
  • enlatados y abrelatas
  • agua potable
  • dinero en efectivo
  • radio con pilas
  • linterna
  • algo para calentar comida o agua
  • ropa y calzado impermeable.

 

Después de la inundación considera lo siguiente:

No entres a una casa que tenga inundado el primero piso. O un auto que esté flotando o cubierto en un 50%. Podrías quedar atrapado o caer en el agua sin posibilidad de ver a tu alrededor.

– Si caminas por una zona inundada, hazlo con botas de hule para evitar lesiones por objetos rotos o filosos que puedan estar cubiertos por el agua.

– En algunas regiones considera a los animales venenosos o agresivos que pudieron quedar atrapados en casas o autos, los bomberos serán de gran ayuda para sacarlos de la zona y llevarlos a un lugar seguro.

– Después de haber estado en contacto con las aguas negras, consulta a tu médico para saber si necesitarás alguna vacuna o tratamiento especial para la piel, pues estuvo en contacto con gran número de bacterias.

– En un sótano inundado nunca saques toda el agua, sólo draga una tercera parte por día, pues la tierra alrededor está mojada y podría provocar un derrumbe o que el piso se fracture. Y pide asesoría a Protección Civil al revisar el estado de muros y techos antes de utilizar un inmueble.

– Si tienes mascotas, jamás las dejes a su suerte. Ten alimento enlatado para ellos y algún medio de transporte como una tina o una lancha pequeña para transportarlos.

 

Finalmente, siempre es mejor contar con un seguro con cobertura para desastres naturales que protejan tu casa, auto y valores. Y si piensas llevar a cabo alguna reparación, primero asesórate con un experto, pues después de los desastres naturales nunca faltan los vivales que aprovechan estos momentos para hacerte firmar contratos por servicios innecesarios y que podrían dejar todavía más dañado tu presupuesto.

Y por favor, hagamos consciencia ante el impacto que tiene en las ciudades tirar basura. Gran parte de las inundaciones son por un drenaje ineficiente que en la mayoría de los casos está tapado por colillas de cigarro y basura en general. Así que la próxima vez que tires algo a la calle pensando que es una cosa sin importancia, piensa que hay millones de personas que piensan como tú. Y para la autoridad, el seguir permitiendo construcciones en todas partes les ofrecerá ganancias inmediatas pero graves consecuencias a futuro, como lo hemos empezado a vivir.

 

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*