Hombre salvadoreño abusó de una niña de dos años en Nueva York

Era integrante de la pandilla MS-13
Era integrante de la pandilla MS-13
Era integrante de la pandilla MS-13
Era integrante de la pandilla MS-13

Tommy Vladim Alvarado Ventura, de 31 años, y nacionalidad salvadoreña, apuñaló a dos mujeres y agredió sexualmente a una niña de dos años en un suburbio de la ciudad de Nueva York.

El salvadoreño vivía en Hempstead, y era integrante de la pandilla MS-13. La policía dio a conocer que este sujeto fue deportado cuatro veces de Estados Unidos y que no se sabe con exactitud cuando fue la última vez que regresó a ese país.

Alvarado Ventura se declaró inocente de todos los cargos, a pesar de la negación de culpabilidad, permanecerá detenido sin derecho a fianza. La Corte le asignó un abogado defensor, mismo que hasta el momento se ha negado a hacer declaraciones.

Aparentemente, el hombre salvadoreño agredió a la menor entre la noche del martes y la madrugada del miércoles mientras la madre de la niña se encontraba en el trabajo.

Durante una conferencia de prensa el comisionado interino de la policía del condado Nassau, Thomas Krumpter, dijo que los investigadores siguen trabajando para determinar cuándo el momento exacto en el que fue agredida la menor.

Las autoridades afirmaron que Alvarado había estado en la casa con la niña el martes por la noche antes de ir a un bar cercano, donde discutió con una mujer sobre una transacción de marihuana y posteriormente la apuñaló en el estacionamiento del lugar. La mujer, que no fue identificada, sufrió un colapso pulmonar, de acuerdo con la policía.

El agresor regresó al apartamento donde vivía la menor y cuando la madre de la niña volvió a casa del trabajo aproximadamente a las 4:15 de la mañana del miércoles, detectó lesiones en su hija y discutió con Alvarado. Durante esa discusión, el hombre apuñaló a la mujer, dijo Krumpter.

La madre logró huir a otra parte del apartamento y llamó a la policía. Alvarado estaba durmiendo cuando los agentes llegaron y lo arrestaron, indicó la policía.

Según las autoridades, el pandillero fue deportado a El Salvador cuatro veces entre 2006 y 2011. Krumpter subrayó que Alvarado tenía antecedentes penales que incluían conducir en estado de ebriedad, alteración del orden público, agresión, suplantación de identidad y desacato al tribunal. De momento los detalles sobre tales detenciones no han sido dados a conocer y la policía argumentó que su investigación sigue en curso.

Además de estos hechos, Alvarado está acusado de intento de asesinato, agresión y posesión de armas, y enfrenta una pena de cadena perpetua. Krumpter señaló que, en sus 28 años en la policía, el presunto crimen es «probablemente el acto criminal más atroz que yo haya visto. Realmente es repugnante».


Acerca de PacoZea.com 45022 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*