¡Se acabaron los carnavales! Hoy es Miércoles de Ceniza, ¿qué significa?

¡Se acabaron los carnavales! Hoy es Miércoles de Ceniza, ¿qué significa?
¡Se acabaron los carnavales! Hoy es Miércoles de Ceniza, ¿qué significa?

Si cuando escuchas «Es Miércoles de Ceniza» en lo único que piensas es en la canción de Caifanes, traemos para ti el origen y significado de esta celebración que hoy cae en 14 de febrero, para fortuna o infortunio de algunos

El Miércoles de Ceniza es el día que le da inicio a la Cuaresma en la tradición católico-cristiana, es decir, un período de 40 días en los que la Iglesia llama a los fieles a la conversión y a prepararse verdaderamente para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.

De acuerdo con la tradición litúrgica de la iglesia, el Miércoles de Ceniza o “miércoles de inicio del ayuno”, se celebra con el rito de imponer ceniza sobre la frente de los creyentes bajo las palabras latinas Memento homo, qui pulvis es et in pulverem reverteris, «Recuerda, hombre, que eres polvo y al polvo volverás», con lo que busca recordarles a los fieles el origen de la creación del hombre –sacado del polvo de la tierra– y el ciclo de la vida –al polvo volverás–.

Sin embargo, la utilización de la ceniza también tiene un trasfondo tradicionalista judío y ninivita. Los primeros, expresaban su contrición cubriéndose la cabeza con ceniza y vistiendo ropas ásperas, como un paño llamado cilicio o un saco de carga, de esta manera se postraban y oraban a Dios en señal de arrepentimiento por sus pecados o duelo sin importar una fecha en específico. Mientras que los ninivitas usaban la ceniza como signo de su deseo de conversión de su mala vida a una vida con Dios.

Con la llegada del cristianismo, el período de penitencia canónica se transformó en un periodo de ayuno y abstinencia que inicia el Miércoles de Ceniza y termina el Jueves Santo.

En la Roma del siglo VII, los penitentes se presentaban a los presbíteros, hacían la confesión de sus culpas y, si era del  caso, recibían un vestido de cilicio impregnado de ceniza quedando excluidos de la iglesia, con la prescripción de retirarse a alguna abadía para cumplir la penitencia impuesta.

En otras partes, los penitentes públicos cumplían su pena privadamente, es decir, en su propia casa, y las iglesias cubrían el rostro de los santos con sacos hechos del mismo material en señal de duelo.

El primer formulario de bendición de cenizas data del siglo XI, cuando las cenizas provenientes de la quema de los ramos de olivo de un año anterior eran depositados sobre la cabeza de los varones, mientras que a las mujeres se les hacía una cruz sobre la frente.

La toma de ceniza no es un rito mágico, ni de protección especial como muchos podrían considerarlo, sino que simboliza el arrepentimiento de pecado y la fragilidad del hombre ante Dios; de hecho, las cenizas provienen de los ramos que se utilizaron un año anterior durante el Domingo de Ramos, por ello es que muchas familias, especialmente las abuelitas, colocan las palmas detrás de la puerta durante un año entero.

Por último, el hecho de que este rito se celebre al término de los carnavales no es una casualidad ya que el término carnaval significa «adiós a la carne», y tiene su origen en los primeros años del cristianismo católico en los cuales, por falta de sistemas de refrigeración adecuados, los creyentes debían consumirse antes de que empezara la Cuaresma, todos los productos que no se podían ingerir durante ese período, no solo carne, sino también leche, huevos, etcétera; y lo que iniciaba como grandes banquetes terminaban siendo enormes fiestas callejeras.

Este año el Miércoles de Ceniza se celebrará durante la fecha del 14 de febrero, día en el que los enamorados derrochan su amor en público y en privado, y sí, este día no se puede comer carne, por lo que habrá que pensar en otro menú.

 

Contenido relacionado

¿Cómo celebrará este 14 de febrero?

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*