Se agotan citas en verificentros

Se agotan citas en verificentros
Se agotan citas en verificentros

A diez días de que acabe el plazo para que los automóviles con engomado rojo verifiquen para el segundo semestre del año, las citas para hacer la prueba de emisiones se agotan.

A partir del lunes, la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema) empezó a notificar a los operadores de verificentros en la capital que ya sólo deben atender con previa cita, solicitada en internet o por teléfono.

Según la autoridad, esta medida busca controlar la cantidad de pruebas que se realizan en cada centro y tener los datos precisos de los autos que acuden, evitando así actos de corrupción.

Para ello, adelantó que el sistema de internet para solicitar citas estaría habilitado esta misma semana, pero no dio más detalles aunque se le consultó varias veces.

Ayer este diario realizó un ejercicio para buscar un turno de verificación a través de las plataformas web que varias empresas tienen disponibles para dosificar la asistencia de sus clientes.

Se encontró que para mañana domingo ya no hay citas disponibles en varios horarios vespertinos, principalmente entre las 12:00 y las 17:00 horas. En otros momentos hay uno o dos lugares vacantes.

De no lograr realizar la prueba dentro del plazo que les corresponde, los automovilistas con unidades de engomado rojo deberán pagar la multa por hacerla extemporánea, lo cual tiene un costo de mil 434 pesos, más los 472 pesos que cuesta la verificación.

El uso obligatorio de citas ya está generando problemas a algunos capitalinos, pues las líneas telefónicas para hacer el trámite permanecen saturadas.

Personal de los verificentros aseguró que la mayoría de los usuarios no están informados sobre la implementación de las citas y su uso obligatorio.

Arturo Páramo
CIUDAD DE MÉXICO.
Acerca de PacoZea.com 57805 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.