A 130 años de la fundación de Tijuana, más que una ciudad fronteriza

A 130 años de la fundación de Tijuana, más que una ciudad fronteriza
A 130 años de la fundación de Tijuana, más que una ciudad fronteriza

Tijuana se encuentra en un punto privilegiado de México, por su cercanía con Estados Unidos es una gran ciudad comercial y turística

El el siglo XIX el territorio de lo que hoy es Tijuana, pertenecía a la circunscripción territorial de la Misión de San Diego, provincia de la Alta California.

Alrededor del año 1829, ese mismo paraje, localizado en una amplia cañada sobre el río Tijuana y rodeado de múltiples cerros, lomas y cañones, fue otorgado bajo el nombre de “Tía Juana” al militar y político californiano Santiago Argüello Moraga a través del jefe político del Departamento de las Californias, José María Echeandía.

Para febrero de 1888 Tijuana fungía en calidad de comisaría municipal, dependiente del municipio.

El 11 de Julio de 1889 es considerada la fecha oficial de la fundación de la Ciudad de Tijuana.

A principios del siglo XX, Tijuana no era más que un pequeño pueblo de sólo 245 habitantes. La única zona poblada era la Zona Centro de la ciudad y la avenida principal, la calle Olvera (hoy conocida como Avenida Revolución). En un lapso de tiempo relativamente corto, Tijuana ha crecido tanto que se ha convertido en una de las ciudades más importantes y dinámicas de México.

De acuerdo con los últimos datos estadísticos, al ser una ciudad fronteriza que recibe muchos migrantes, la población oscila entre 1,5 y 2,3 millones.

Desde finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX, hubo un cruce constante de residentes de California hacia el sur de la península con fines comerciales, debido a sus atributos locales, sin embargo Tijuana tenía más que ofrecer y entonces vio una oportunidad en el turismo

Entre 1915 y 1917, la exposición Panamá-California, que se llevó a cabo en San Diego, atrajo a un gran número de visitantes; al otro lado de la frontera, en Tijuana, se llevó a cabo la Feria Tradicional de México para atraer también a esos turistas, dicha feria incluía artesanías, cocina regional, baños termales, carreras de caballo y peleas de box.

Con este evento, los tijuanenses lograron ubicar a su ciudad en el mapa como un punto turístico de interés.

En los años 20 la llamada “Ley seca” que prohibía la venta, producción, transporte, importación y exportación de bebidas alcohólicas en los Estados Unidos representó una gran oportunidad para Tijuana, pues muchos estadounidenses cruzaban la frontera para encontrar lo que en su país estaba prohibido.

Desde entonces, Tijuana y sus habitantes además de disfrutar la vida nocturna se han esmerado en hacer crecer el turismo familiar.

Además también se ha convertido en una ciudad de oportunidades, decenas de industrias se han asentado en esta ciudad para ofrecer empleo y brindar mejor oportunidades de vida a nacionales y extranjeros.

Si ya te dieron ganas de visitar esta gran ciudad, aprovecha las vacaciones y lánzate a la aventura:

Malecón de Playas de Tijuana

Este Malecón fue remodelado en 2010 y puede ser el plan perfecto para caminar o correr junto a la playa. Para donde voltees habrá algo que fotografiar; desde los murales -espacios donados a los artistas-, el mar, o cualquier escena. Si te cansas de caminar, hay una gran variedad de cafés y bares para pasar el rato y descansar.

Avenida Revolución

¿Te imaginas que fue la primer avenida pavimentada en Tijuana? Esta avenida ayudó al crecimiento económico de la ciudad debido al atractivo turístico que supo ejercer entre los visitantes estadounidenses que cruzaban a diario la línea fronteriza desde San Diego. La Avenida Revolución ha sufrido grandes cambios, llegó a ser la carta de presentación de Tijuana, “La Ciudad más visitada del mundo” debido a su activa vida nocturna, entre las cantinas famosas se encuentra la que tuvo la barra más grande del mundo, La Ballena. Un buen lugar para tomar un par de selfies.

Centro Cultural Tijuana

Este recinto concentra la oferta cultural más amplia y diversa de la región noroeste. Diseñado por los arquitectos Pedro Ramírez Vázquez y Manuel Rosen Morrison, el Cecut -también llamado así- se incorporó de manera casi instantánea al paisaje urbano. Simultáneamente se convirtió en icono de la ciudad, tanto por su ubicación en el corazón de la zona más moderna de Tijuana como por la forma esférica de uno de sus edificios, el cine, conocido popularmente como “La Bola” o “Cine Bola”, nombre que proviene del domo cine planetario que sirve, además, para exhibir películas en formato Omnimax. 

El parque Teniente Guerrero

En pleno centro de Tijuana hay un lugar de primera mano para tomar un descanso de la frenética actividad de la ciudad: el Parque Teniente Guerrero. Sentado en una de sus bancas, debajo de un frondoso árbol, puedes revisar tus opciones para almorzar o para planificar tus siguientes paseos. Los tijuanenses fanáticos del ajedrez hicieron su santuario en este lugar, así que si eres aficionado al deporte ciencia, puedes jugar una partida o simplemente mirar.

No te puedes perder un partido de beisbol de los Toros de Tijuana

Como ciudad fonteriza, en Tijuana, el pasatiempo nacional estadounidense, el beisbol, gusta tanto como el fútbol. Si tu viaje coincide con la temporada veraniega de la Liga Mexicana de Béisbol, que se desarrolla entre los meses de abril y agosto, puedes disfrutar de un partido de los Toros de Tijuana, el equipo de la ciudad. Juegan en el Estadio Gasmart, más conocido como Estadio del Cerro Colorado .

Contenido relacionado

Hace 133 años se inauguró en México el Museo de Arqueología, Historia y Etnografía

Acerca de PacoZea.com 33593 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*