Agradece AMLO solidaridad de empresarios del sector salud

Agradece AMLO solidaridad de empresarios del sector salud
Agradece AMLO solidaridad de empresarios del sector salud

El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que, empresarios del sector salud, fueron a su oficina para preguntar: ¿En qué apoyo?

El INEGI, ha publicado un documento con enorme valor informativo: Estadísticas Históricas de México. En este documento aparecen algunos datos y detalle de los servicios médicos preventivos que desde 1893, prestaba entonces un ente sin personalidad jurídica que englobaba muchas instancias y que se denominaba Beneficencia Pública, como antecedente a la Secretaría de Salud y Asistencia que fue formalmente creada en 1945.

Los hospitales privados en México, desde la llegada de Hernán Cortés, crecieron y fueron operado al amparo de órdenes eclesiásticas, como es el caso del primer hospital en La Nueva España, el de la Purísima Concepción y Jesús Nazareno (Hospital de Jesús) dirigido en su momento por Fray Bartolomé de Olmedo, esto en el año de 1524.

Sabemos perfectamente como con las Leyes de Reforma esto cambió hasta que la sociedad poco a poco fue logrando que las monjas fueran las enfermeras por excelencia, lo que terminó por la década de los 80’s , año en que la salud requirió estándares de profesionalización. En México parecía que la salud llegaba hasta un solo nivel, que superado este, solo había esperanza en el extranjero (principalmente en Houston) o la muerte en el país.

En 1986 la familia Vázquez adquiere el Hospital Humana y decide transformar la atención hospitalaria en México, que fue desde traer a los mejores especialistas a nivel mundial, hasta comprar los mejores aparatos para la detección y tratamiento de enfermedades, que se coronó con la puesta en marcha de DaVinci, el sistema quirúrgico más avanzado del mundo, que le da la mayor precisión al cirujano y por ende, más seguridad al paciente. Así con inversiones millonarias y con plena confianza en México es como Grupo Empresarial Ángeles se ha colocado como líder en el ámbito de la atención de la salud en el país.

Con esta experiencia y bagaje es como hoy los Hospitales Ángeles están preparados para coadyuvar con el gobierno de la República en la atención de la pandemia por el Covid-19.

En ese sentido la semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que, empresarios del sector salud, fueron a su oficina para preguntar: ¿En qué apoyo?. Recalcando que antes solo iban a pedir ayuda para que se les rescatara en una crisis y reconociendo que ahora se acercaron al gobierno para ayudar.

Es así que el presidente manifestó su agradecimiento a los empresarios de los servicios de salud privada del país por su apoyo y solidaridad.

De la misma forma pidió que todos aquellos que cuenten con un seguro médico, estén ciertos de que tendrán cubierto el costo del tratamiento en el hospital que hayan elegido en su momento. Por supuesto que los hospitales privados del país, de la mano de las aseguradoras, tienen la plena capacidad de atender a estos pacientes, lo que significará un alivio a las finanzas públicas superior a los mil millones de pesos.

López Obrador también destacó, la preferencia que se debe de dar a los adultos mayores incluidos en los hospitales donde “se paga”. Todo esto ha encontrado eco y empatía de los empresarios del ramo.

En el estribo.- Tengo en mi poder la nueva encuesta de aprobación de gobernadores. Luz para algunos, sombra para otros. Por un lado, uno de los gobernadores que ha tomado las decisiones más extremas al respecto de la cuarentena es Mauricio Vila, Gobernador de Yucatán, medidas que pasan hasta por penas de prisión, basados en los antiguos delitos de “peligro de contagio”, que pueden ser discutibles jurídicamente, hasta tener listo ya un buen número de respiradores de asistencia para casos extremos derivados del Coronavirus, n esta encuesta Vila conserva el 60 por ciento de aprobación. Por el otro lado está Cuauhtémoc Blanco, el gobernador que no aparece y cuyo jefe de oficina está señalado de lavado de dinero, que construye obras para sus anuncios y después las desmonta, está en el último lugar con tan solo el 11% de aprobación. Lógico, gobernar no es lo mismo que hacerse pasar por perro en la línea de gol.

Otras columnas de opinión de Francisco Zea

Nos alcanzó el Covid-19

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*