23:30:02

Analizan restos de clavos, huesos y madera del tiempo de Jesucristo

Aunque aún existe un debate sobre si el por qué estos clavos estarían dentro de la cueva de Caifás, los historiadores coinciden en la fecha

Era 1990, cuando durante la excavación de la tumba de Caifás, el sumo sacerdote que presidía el tribunal que condenó a Jesucristo y que le entregó a los romanos, encontraron unos clavos que presumían habían sido usados durante una crucifixión, quizá la más famosa del mundo.

Historiadores y arqueólogos de Jerusalén y de todo el mundo, entraron en gran controversia sobre el por qué estarían tales objetos en la tumba y si realmente pertenecían al personaje que fue capaz de cambiar la historia en un Antes de y Después de.

Sin embargo, tales piezas desaparecieron misteriosamente alimentando un mito más entorno al nazareno.

Recientemente el cineasta israelí Simcha Jacobovici afirmó que las había encontrado y usado en su polémico documental de 2011 “Los clavos de Cristo”, pero los académicos negaron entonces que pudiera tratarse de los mismos objetos.

Ahora, un nuevo estudio realizado por especialistas de la Universidad de Tel Aviv, señala que el análisis químico y físico de tales clavos demuestran que sí provienen de la cueva de Caifás.

Aryeh Shimron, el geólogo israelí que ha dirigido la investigación, ha aseverado en Haaretz que también encontraron rastros microscópicos de madera y hueso incrustados en las púas de metal, lo que, según apuntan, indica claramente que estos clavos de 2,000 años de antigüedad estuvieron al menos involucrados en una crucifixión.

También podría interesarte: Polémica por videojuego que te convierte en Jesucristo para luchar contra Satanás #VIDEO

Empero, Shimron deja claro que esa crucifixión no sería necesariamente la de Jesucristo.

“La única evidencia es que fueron encontrados en la tumba de Caifás. ¿Es suficiente? No”, concluyó el científico.

La Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) siempre ha sostenido que los clavos en cuestión no son de la tumba de Caifás y no ha cambiado de postura tampoco con esta nueva investigación.

«Parece razonable que los clavos mencionados en el estudio provengan de una cueva en Jerusalén que data del mismo período. Sin embargo, no se ha demostrado una conexión directa con esta cueva específica.

De hecho, incluso si se ha hallado un enlace todavía no podemos determinar con certeza que la cueva sea de hecho el lugar de enterramiento del sumo sacerdote Caifás», ha argumentado en un comunicado.

«Han surgido preguntas en el pasado sobre, por ejemplo, la simplicidad de la cueva, que no se adaptaba al alto estatus social al que pertenecía», remata el texto.

Contenido relacionado

¡No es broma! Jesucristo podría convertirse en un superhéroe de DC Comics

NCV

DE COMPRAS


Trackback from your site.

SALUD Y BIENESTAR TOTAL


Quienes Somos

Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Comentarios Recientes