Search
Close this search box.

Cineasta iraní condenado a prisión abandona su país

El cineasta iraní Mohammad Rasoulof, condenado a prisión en Irán, agradeció a las personas que lo ayudaron a cruzar la frontera y ponerse a salvo

 Mohammad Rasoulof, cuyo último filme será proyectado en el festival de Cannes, anunció a través de sus redes sociales que salió de Irán, tras ser condenado a una pena de cinco años de cárcel en su país.

Te puede interesar: Irán condena a cárcel y azotes a cineasta ganador del Oso de Berlín

“Agradezco a mis amigos, conocidos y personas que me ayudaron, a veces arriesgando sus vidas, a cruzar la frontera y ponerme en seguridad”, dijo Rasoulof en el texto, que estaba acompañado de un video donde muestra montañas nevadas.

“Confirmo que Mohammad Rasoulof partió de Irán y participará en el festival de Cannes”, afirmó su abogado Babk Paknia.

El 77º festival de Cannes, que se inicia el 14 de mayo en el sur de Francia, seleccionó el nuevo filme de Rasoulof, “The seed of the sacred fig“.

“Debo terminar rápidamente los últimos ajustes de la posproducción” del filme, señaló Rasoulof en su mensaje de Instagram.

El miércoles, su abogado había revelado que el director de 51 años, varias veces galardonado en festivales internacionales, había sido condenado a una pena de cárcel por “colusión contra la seguridad nacional”.

Rasoulof había sido detenido en  julio de 2022, acusado de impulsar las manifestaciones desencadenadas tras el derrumbe de un edificio que causó 40 muertos en mayo en el suroeste de Irán.

Luego de la tragedia, un grupo de cineastas iraníes que él encabezaba publicó una carta abierta donde llamaba a las fuerzas de seguridad “a deponer las armas” frente a la indignación nacional contra “la corrupción” y “la incompetencia” de los responsables.

Luego fue liberado provisionalmente por razones de salud en enero de 2023 y se le prohibió salir del país.

El director iraní ganó el premio de la sección Una cierta mirada en Cannes en 2017 con “Un hombre íntegro”, historia de un hombre de vida simple que trata de luchar contra las maniobras deshonestas de una compañía privada que presiona a la gente a vender sus bienes.

Luego ganó el Oso de oro del festival de Berlín en 2020 por “El diablo no existe“, reflexión sobre el libre arbitrio y la necesidad de desobedecer.

Rasoulof fue invitado como jurado a Cannes en 2023, pero no pudo venir.

Síguenos en Twitter

Mas Noticias