Como de película: Murió Muhktar, el perro que esperó a su dueño por 12 años

Habitantes de Yalta iniciaron una colecta para empezar la construcción de una estatua que rinda homenaje a la fidelidad de un perro que esperó a su dueño por años

Muhktar esperó por su dueño por más de una década. Se sentaba a mirando al mar buscando a su amo, quien se había ahogado doce años atrás.

Muhktar, ‘el Hachiko de Crimea’, murió tras esperar el regreso de su amado dueño por más de una década.

Te puede interesar: Perrito salva a adolescente de ser atropellada; se quedó olfateando una puerta

Así lo confirmó la localidad de Yalta, comunidad donde el perrito era conocido y querido por los vecinos, quienes observaban con tristeza su larga espera.

Es una gran pérdida para nosotros, porque Mukhtar conocía y quería a casi todos los que venían a nuestra ciudad”, dijo Yanina Pavlenko, jefa de la administración local de Yalta al medio europeo RT.

La larga espera

Fue en 2011 cuando el dueño socorrista de Muhktar murió ahogado en la costa del Mar Negro. Tras el siniestro el can quedó sin nadie que se hiciera cargo de él.

Los vecinos confirmaron que con el tiempo Muhktar comenzó a acercarse a la costa y a pararse de cara al mar buscando a su humano.

Fueron también los vecinos quienes al notar el peculiar comportamiento del perro lo apodaron cariñosamente como “Hachiko”, en honor al akita japonés que al igual que Muhktar nunca dejó de esperar a su amigo humano.

Al perro la gente de Yalta lo quería no solo por su noble comportamiento, sino también porque años antes no dudo en saltar al agua para ayudar en el rescate de un grupo de personas cuya embarcación había volcado. Muhktar salió de ese incidente con cicatrices en todo su cuepor, provocadas por la helice del bote.

Con el paso de los años Muhktar, al igual que Hachiko, murió aguardando el regreso de su dueño.

Fueron 12 largos años los que Muhktar se mantuvo estoico y fiel al recuerdo de su camarada; esperando frente al mar, convencido de que eventualmente lo vería caminar hacia él.

Honor a quien honor merece

Tras la muerte de Muhktar los vecinos, apenados por su historia, no tardaron en hacer una colecta para empezar con la construcción de una estatua que rinda homenaje a su fidelidad, pero que también sirva de recordatorio de que la amistad entre humanos y animales es real.

Las autoridades de Yalta ya confirmaron que la estatua de Mukhtar se alzará en el paseo marítimo a finales de este año, en el sitio exacto donde el can se sentaba a esperar mirando al mar.

Síguenos en @fzexpress

Mas Noticias