Crónica de un Fracaso Anunciado

Crónica de un Fracaso Anunciado
Crónica de un Fracaso Anunciado

La directiva debería respetar la tradición de un equipo emblemático, las Chivas no pueden sufrir nuevamente por el tema del porcentaje

Uno de los equipos más queridos de México está herido de muerte… Las Chivas del Guadalajara se encuentran sin rumbo claro y con un barco que tiene a dos capitanes que no se ponen de acuerdo, y un dueño ausente, cuya increíble indiferencia, permea hacia el plantel y el cuerpo técnico.

Pero a nadie debe sorprender lo que sucede en el seno del conjunto rojiblanco. Esta es la Crónica de un Fracaso Anunciado, diría nuestro inolvidable Gabriel García Márquez.

Los interminables problemas judiciales de Jorge Vergara, han hecho que deje la dirección del equipo a su hijo Amaury, y al oscuro personaje de José Luis Higuera. Todos recordamos al provocador dueño del rebaño, que hería a sus rivales con sus desplegados en los periódicos de circulación nacional, que levantaron ámpula, pero dibujaban perfectamente al “rebelde” directivo mexicano. Era su fórmula de levantar pasión y los jugadores estaban con su líder en ese juego.

El resultado fue una fórmula ganadora que los llevó al título. Después de una sequía y pleitos personales que terminaron en las cortes, Jorge contrató a un técnico que le devolvió la mística y la sed de triunfo a su escuadra, Matías Almeyda. Brillante sin duda, aunque muchos pongan en tela de juicio sus resultados, pero se contaron cinco títulos y con un Guadalajara que jugaba bien al fútbol.

Emergió la figura de este personaje que a la fecha todos nos preguntamos, ¿por qué Jorge Vergara le dio tanto poder?… José Luís Higuera… “el maestro del desastre”… se peleó con Almeyda y provocó su salida… pleito con Rodolfo Pizarro, el jugador que era la bujía del equipo, y emigró a Monterrey… salió Oswaldo Alanís a jugar en un equipo de segunda división de España… perdieron la solvencia y clase en la media cancha de José Juan “gallito” Vazquez… no quisieron comprar al portero Cota, pero que tal pagaron 18 millones de dólares por Alan Pulido al Olympiakos, quien a quedado a deber.

Higuera fue la voz cantante en los refuerzos para 2019 y sin duda el equipo requería de mayor inversión, ahora que habían regresado a la televisión abierta y es una de las escuadras que más dinero recibe, pero los refuerzos se quedaron cortos. Mayorga, Villanueva, Alfaro, Mier, Molina, Vega, Madrigal, Villalpando y Cisneros, no han sido la respuesta que se esperaba.

La directiva debería respetar la tradición de un equipo emblemático del balompié azteca. Las Chivas no pueden sufrir nuevamente por el tema del porcentaje. El Guadalajara significa, historia, triunfo y tradición, por algo se ganaron el titulo de campeonísimo. No deberían jugar con su prestigio. Quienes deben irse son los de pantalón largo, ya se tardaron.

Y pueden traer a José Mourinho, Pep Guardiola o Zinadine Zidane, pero con ese plantel no van a cambiar las cosas… que les sabrá Higuera a los Vergara que lo mantienen a pesar del daño que le ha hecho al equipo?… hasta cuando ese oscuro personaje seguirá haciendo pedazos el nombre de un grande del fútbol mexicano?… al tiempo!

Contenido relacionado

Chivas destituye a José Saturnino Cardozo

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*