Del Mundial y otras casualidades

Del Mundial y otras casualidades
Del Mundial y otras casualidades

La vida es una preparación para el futuro; y la mejor preparación para el futuro, es vivir como si no hubiera ninguno. Albert Einstein

Sí señores. Origen, es destino.

Repasando la historia de la extinta Yugoslavia, Croacia, uno de los países que formó parte de esta federación, demostró durante la contienda mundialista contra Le France, que su naturaleza de pueblo guerrero le viene de antiguo origen.

Lo simple e inhóspito de su ubicación geográfica, llevan a aquel pueblo primitivo asentado en los Balcanes Europeos, con la misma furia y coraje con el que conquistó la tierra, al dominio de un mundial. Con ese celo primitivo natural, alcanzaron por primera vez en su historia, llegar a la final. Así es Croacia. Para ellos, no hay derrotas permanentes, hay victorias absolutas. La demostración de este domingo 15 de julio en el Estadio Luzhnikí, fue el ejemplo clarificado de que el origen, siempre será destino.

Entre más difícil, más fuertes. Así fue el camino de Croacia durante el Mundial de Rusia 2018, los hoy denominados héroes por alcanzar el mejor resultado, en su tan corta historia como país. Por todo ello y más, el Balón de Oro es para ¡Luca Modrić! Aquel joven que padeció la vejación de la guerra cuando con solo seis años de edad, tuvo que ser testigo de cómo militares serbios fusilaban a su abuelo en una lucha interminable y oscura huyendo del ruido de las bombas y el inminente peligro de las minas, hoy, a sus 32 años de edad, el mediocampista y capitán croata de 1.72 metros de altura, es considerado el mejor jugador del Mundial ante una suma de dos goles con una asistencia en siete partidos, generando diez ocasiones de gol, ¡grande por naturaleza!

Vaya que las habilidades de los jóvenes se hicieron presentes en este Mundial. El más grande acierto de Francia, hoy campeón del mundo, fue el joven futbolista de origen africano que nació en los suburbios más empobrecidos y marginales de aquel país, quien soñaba con conocer a su jugador estrella, Cristiano Ronaldo, sí, el mismo Kylian Mbappé que hoy toca la gloria, posicionándose con el flamante campeón del mundo, alcanzando a sus diecinueve años, una marca que no se lograba desde la época del mítico Pelé.

Casualidad o no, cada quince de julio celebramos el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud. El origen de las cosas, fue destino para muchos y este 15 de julio del dos mil dieciocho, fue celebrado, un mundial para la historia.

 

Claudia Mollinedo

Contenido relacionado

Faramalla Electorera

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*