Diputada de Michoacán suplicó por la liberación de su hijo secuestrado

Horas antes de la liberación de Juan Carlos López Baena, su madre utilizó las redes sociales para pedir el regreso inmediato de su hijo

Luego de que se informara acerca del presunto secuestro de Juan Carlos López Baena en el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, la diputada local Margarita López Pérez, difundió un video en redes sociales en el que rogaba para que le regresaran a su hijo.

Te puede interesar: Fans de Anne Hathaway buscaban una foto y ella reaccionó así

Sin conocerse los detalles, la víctima, de 33 años, fue liberada, según la información proporcionada por la Fiscalía de Michoacán. Tras su liberación, el hijo de la legisladora recibió atención y se le brindó un esquema de protección.

Horas antes de la liberación de López Baena, su madre utilizó las redes sociales para pedir el regreso inmediato de su hijo.

“Devuélvanme a mi niño. Mi niño no le hacía daño a nadie. Si me quieren a mí, voy y me intercambio por mi niño”, clamó la diputada, quien incluso se arrodilló llorando ante las cámaras, preguntando dónde debía ir para recuperar a su hijo y solicitando su pronta liberación.

“¿Qué quieren por mi niño? Díganme. Mi vida se las doy ahora, pero por favor, no le hagan daño”, fueron otras de las estremecedoras palabras que la diputada dirigió a los secuestradores, apelando, entre gritos y lágrimas, a su sensibilidad al recordarles que “ellos también tienen una mamá” y que “la vida da muchas vueltas”.

Margarita López Pérez también reveló en redes sociales que había recibido amenazas antes del secuestro de su hijo.

Durante la mañana del 8 de diciembre, antes de enterarse de la privación ilegal de su hijo, la legisladora y defensora de los derechos humanos expresó en sus redes su persistencia en la búsqueda de los desaparecidos, a pesar de las amenazas recibidas.

“Seguimos pisando callos y recibiendo amenazas por la recuperación de los cuerpos de nuestros desaparecidos ante la apatía de nuestras autoridades federales que cumplen caprichos y nos dejaron sin seguridad por complacer a un gobernador caprichoso; nada nos detiene, seguimos avanzando haciendo el trabajo que a ellos les corresponde para dar un poco de paz a las familias que tienen un ser querido desaparecido mientras ellos siguen reduciendo la cifra y desapareciendo por segunda vez a nuestros desaparecidos; ellos en vehículos blindados y con decenas de escoltas y nosotros con la bendición de Dios y las madres que no pueden acompañarnos. Hasta que la dignidad se haga costumbre y que no seamos una estadística más!!“.

Te recomendamos: Noticias con Francisco Zea 

Síguenos en “X”, antes Twitter

Con información de Excélsior

Mas Noticias