21:22:57

Inician rumanos campaña contra el bautizo ortodoxo, tras ahogamiento de bebé

Tras la muerte de un bebé por ahogamiento, se desató un debate religioso

Tras la muerte de un bebé de seis semanas que tragó agua durante su bautizo en una iglesia ortodoxa del norte de Rumania, se ha desatado un debate sobre este rito religioso, que trata de sumergir brutalmente el cuerpo de un bebé en una pila de agua por tres veces.

Mediante una petición online, más de 50 mil personas ya han firmado para que se elimine esta práctica, pues la consideran absurda y peligrosa.

La petición, iniciada por un ciudadano, aboga porque “se moje simbólicamente la cabeza del niño con agua de la pila bautismal” en vez de sumergir todo su cuerpo “con sacudidas e incluso brutalidad, como en algunos casos que, aunque son aislados, existen”.

Esta demanda dirigida a la Iglesia Ortodoxa Rumana, de la que se declaran fieles el 85 por ciento de los rumanos, es apoyada por médicos como María Stamatin, coordinadora de terapia intensiva de una maternidad de la ciudad de Iasi, en el noreste del país.

“Existe un riesgo de que los niños aspiren agua en los pulmones. Sobre todo en un niño recién nacido, incluso la mínima cantidad de agua puede provocar un paro cardiorrespiratorio y, si no se interviene rápido, la muerte”, declaró Maria Stamatin.

También ha explicado que los bautizos pueden realizarse después de los 40 días de vida que marca la tradición, en caso de que el niño presente un estado de salud precario, como era el caso del fallecido el 1 de febrero, que era un bebé prematuro.

También puede interesarte: Este sacerdote aplica “sana distancia” y realiza un peculiar bautizo

El homicidio culposo del que era acusado Alexandru Mazarache, quien ofició el bautismo que llevó a la muerte del bebé, se ha “autosuspendido” a la espera de que las autoridades concluyan su investigación de los hechos, según han asegurado fuentes de la Iglesia Ortodoxa.

Para llevarse a cabo el bautizo de los niños, las recomendaciones son tapar la boca, nariz y oídos con mucho cuidado y así no ingieran agua. Nunca debe sumergirse por completo en el agua a un bebé prematuro.

Aunque no es algo común, tampoco es la primera vez que un niño muere en un bautizo ortodoxo en Rumanía. En 2001 un bebé falleció tras ser sumergido tres veces en la pila bautismal -mucho más profunda en la tradición ortodoxa que en la católica- en una iglesia de la provincia de Iasi.

Contenido relacionado:

Causa indignación muerte de bebé de seis muere tras bautizo

AFG

DE COMPRAS


Tags: , ,

Trackback from your site.

SALUD Y BIENESTAR TOTAL


Quienes Somos

Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Comentarios Recientes