Juegos Olímpicos: Este es el significado y origen de los aros olímpicos

En julio de este año darán inicio los Juegos Olímpicos París 2024; te contamos el significado de los aros que son el sello distintivo de esta competencia

Los aros olímpicos simbolizan unidad y solidaridad. En este año las Olimpiadas se celebrarán en París, vale la pena conocer su origen y significado.

Los aros olímpicos son un símbolo icónico que representa la unidad y la solidaridad entre los continentes del mundo a través del deporte. El diseño consiste en cinco anillos entrelazados de diferentes colores: azul, amarillo, negro, verde y rojo, sobre un fondo blanco.

Te puede interesar: Preparan ensayos de ceremonia de inauguración de Juegos Olímpicos

Estos colores no solo son representativos de los colores presentes en las banderas de todas las naciones, sino que también simbolizan la unión de los cinco continentes: América, Europa, Asia, África y Oceanía.

CADA CONTINENTE EN UN COLOR DE LOS AROS OLÍMPICOS

En los aros olímpicos, cada color representa un continente específico. Estos son los colores y los continentes que representan, además de las razones relacionadas a los mismos:

Azul: Representa a Oceanía, por los mares que lo rodean.

Amarillo: Representa a Asia, por los grandes desiertos con los que cuenta.

Negro: Representa a África, por el color de piel de la mayoría de sus habitantes.

Verde: Representa a Europa, por la gran cantidad de bosques y montañas que hay ahí.

Rojo: Representa a América, por el color de piel de los nativos (pieles rojas).

SIGNIFICADO Y ORIGEN DE LOS AROS OLÍMPICOS

El origen de los aros olímpicos se remonta a la visión del barón Pierre de Coubertin, fundador de los Juegos Olímpicos modernos. En 1913, inspirado por el espíritu de los antiguos Juegos Olímpicos de la Grecia clásica, Coubertin propuso el diseño de los aros como un emblema para simbolizar la unión y la cooperación entre los atletas de todo el mundo.

Cada anillo representa un continente y, mediante su interconexión, simboliza la unión de los atletas de todas las partes del mundo que compiten en los Juegos Olímpicos. Además, los colores de los aros no solo representan a los continentes, sino que también se eligieron para asegurar que al menos uno de ellos esté presente en todas las banderas nacionales.

El primer uso oficial de los aros olímpicos fue en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920. Desde entonces, se han convertido en un símbolo universalmente reconocido del movimiento olímpico y se utilizan en todo, desde la antorcha olímpica hasta la decoración de estadios y la mercancía oficial.

Síguenos en Twitter

Mas Noticias