La gasolina y México

Francisco Zea

Estoy sorprendido, no sé a qué le tiramos, qué queremos y en qué demonios perdemos el tiempo. La crisis de abasto de gasolina ha sido un factor más de polarización en nuestro país. Hay teorías de todo tipo, y en lo particular he recibido todo tipo de ataques y descalificaciones por cualquier motivo. Toda la semana pasada, hicimos un ejercicio de informar en distintas zonas de la Ciudad,  que estaciones de servicio estaban abiertas y cuales no. El ejercicio, que no tiene ningún valor estadístico, pues apenas pudimos llegar a 15 estaciones de servicio, cuando en la CDMX, hay más de 400, tenía el único propósito de informar a la población de una zona determinada cuál era la situación del abasto de gasolina. Es evidente que no tiene ningún valor estadístico, y nunca fue la idea. Pero con todo y ello fuimos objeto de una serie de críticas y ataques por proteger al gobierno. No entiendo cómo se protege al gobierno solo reportando lo qué pasa. Uno de los días encontramos la mayoría de estaciones cerradas, otro día resultados mixtos y el viernes la mayoría abiertas.

No tengo la menor intención de explicar qué demonios pasa con el abasto de gasolina. No quiero si quiera molestar a las mentes maestras que saben qué pasa y cuánto ha dejado de comprar el gobierno mexicano y tampoco quiero relatar los buques que esperan llegar a puerto del Golfo de México. Todo el mundo en esta crisis son dueños de la verdad, todos tienen explicaciones extraordinarias y fuentes confiables. Pero en la realidad, esta crisis tiene muchas causas y cabezas. Las cuales no voy abordar aquí, por que estoy seguro que no le va a acomodar a nadie. De lo que no puedo encontrar explicación, es qué demonios queremos como país.

En un ejercicio muy simple les puedo asegurar, habiendo estado en contacto con el mundo de las gasolineras, que comprar combustible del “huachicol”, puede ser el mejor negocio de la historia  que genera  ganancias superiores a los dos millones diarios y una cantidad equivalente para el vendedor. No exagero al decir que el “huachicoleo” puede llegar a ser, en poco tiempo, un negocio mucho más rentable que el tráfico de drogas. Estamos en el punto exacto en donde paramos este flagelo o nos acostumbramos a que sean los nuevos dueños del país. El proyecto del gobierno de ir en contra del “huachicoleo” es apenas justo. Pero sin duda hubo un gran problema de comunicación y de operación. Fue un gran error, garrafal,  la puesta en marcha del plan en contra del robo de combustible, sin el apoyo de la sociedad, sin un adecuado programa para abastecer de forma eficiente a la población. El enojo público es justificado, es una jalada tener que hacer largas filas para cargar gasolina y perder horas esperando llenar el tanque o por lo menos ponerle unos 20 litros. Estoy seguro que la sociedad estaríamos más que apuntados a apoyar al gobierno, siempre y cuando, hubiéramos sido invitados a sumarnos a la lucha en contra de estos rateros.

Me duele puntualmente que encontramos pueblos enteros que se dedican al robo de gasolina, me duele que tenemos pueblos enteros que persiguen trenes para robarlos y mientras nosotros nos persignamos por que existe el robo de combustible.

A todo lo anterior lo que me preocupa es que este, como todo lo que ha pasado desde el primero de diciembre, es un pretexto para enfrentarnos. Es verdaderamente desgastante cómo estamos eligiendo todo lo que se pueda para pelearnos. No creo que este país pueda aguantar tanto enfrentamiento. A dónde queremos llegar? Nos vamos a pasar 6 años mentándonos la madre? Es nuestro ideal? Cómo ganó un cabrón que no va con nuestra ideología, con nuestra forma de vida o nos caga, vamos a reventar al país?.

Se los digo claramente, “México no es Venezuela”. No vamos a permitir nunca que este país sea un remedo del feudo de Maduro, ni yo, ni ninguna persona que tenga un centímetro de frente. Por lo cual creo que ya es suficiente. Creo que debemos de parar, que entender que debemos de apoyar al presidente, no por su nombre o por Andrés Manuel López Obrador, simplemente por que la suerte de AMLO, es la suerte del país. Paremos este enfrentamiento, entendamos que el proyecto es México, que estamos salvando al país y no se trata de encabronarnos unos con otros.

Otras columnas de opinión:

La Guardia Nacional no es militarizar

3 Comments

  1. Excelente visión y análisis de la situación, personalmente no vote por AMLO pero si es importante que apoyemos como podamos y no nos quejemos como siempre. Es muy fácil criticar y por ahí dicen, el que se equivoca es porque está trabajando, dejemos de lado lo que nos hace diferentes y unámonos como mexicanos para tener un país mejor. Gracias Paco por tan asertiva visión del México en que vivimos, un abrazo.

  2. Ojalá y pudieras hacer un reportaje de las estaciones de servicio de Toluca y sus alrededores ya que todos están enfocados a la cdmx, con eso se darían cuenta de la cantidad de estaciones sin abasto que tenemos y como tenemos que hacer filas de hasta 4 horas y que ya cuando llegas se acaba el combustible.

  3. Así es mi querido Paco. Quejarse por todo y mentarle la madre al de a lado, al gobierno, a AMLO, se ha vuelto el deporte favorito de todos. Es como si tuviéramos una gran fuga de agua en la casa y nos enojáramos porque viene el plomero y corta el agua para poder arreglarla. A sabiendas de que eso nos va a evitar pagar una enorme factura y nos va a evitar muchos problemas. Si queremos que México prospere, hay que cambiar de actitud. Empezando por uno mismo. Eso es lo que no tengo ni la más remota idea de cómo puede hacerse. Cómo erradicar de la gente tanto enojo, tanto rencor, tanto valemadrismo, tanto yo primero, luego yo y después yo. La sociedad es un polvorín. Se respira hostilidad por todos lados. México es un país tan hermoso y tan contrastante. Podemos ser modelo de solidaridad como en el caso de los sismos y mal ejemplo por gandallas y tranzas. Démosle un voto de confianza al gobierno de AMLO. No nos queda de otra. Estamos todos en el mismo barco y si le deseamos todo lo malo al capitán, lo más seguro es que el barco se hunda pero con nosotros a bordo. Te mando un afectuoso saludo Paco y no olvides que soy tu fan.

1 Trackback / Pingback

  1. Despachador niega servicio pero llena su tanque #VIDEO - PacoZea.com

Opina

Tu email no será publicado .


*