Padres arrojan a su hija a un arroyo y fingen que había sido robada

Padres arrojan a su hija a un arroyo y fingen que había sido robada
Padres arrojan a su hija a un arroyo y fingen que había sido robada

Al no presentar signos de angustia, la policía de investigación sospechó de los padres quienes terminaron por confesar el crimen.

Autoridades en Nuevo León informaron que se localizó el cuerpo sin vida de una menor de tres años de edad, la cual presuntamente había sido robada, no obstante, sus padres terminaron por confesar que ellos la habían asesinado.

El hallazgo del cuerpo ocurrió a primeras horas de este miércoles, luego de que elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado iniciaran una búsqueda tras la activación de la Alerta Amber.

De acuerdo con la falsa información que proporcionaron sus padres, la menor de nombre Ana Roberta Estrada Cavazos había sido presuntamente arrebatada de los brazos de su madre el pasado 27 de octubre.

También podría interesarte: Padres abandonan a su hijo en Iztapala porque «ya no lo querían»

En sus declaraciones preliminares los hechos ocurrieron cuando ambas estaban en la vía pública, en el municipio de Apodaca, al norte de la zona metropolitana de Monterrey. Al momento del supuesto rapto, la niña vestía un mameluco color morado. 

El padrastro, por su parte, dijo que iba adelante y se dirigía a cobrar un dinero, pero sólo escuchó cuando su pareja gritó que dos personas se habían llevado a la niña en un auto.

Sin embargo, al ser interrogada, la mujer comenzó a caer en contradicciones hasta que finalmente confesó que ella y su pareja arrojaron a la niña con todo y carriola a un arroyo, y tras ahogarse la dejaron en un monte.

Fue el mismo alcalde de Apodaca, César Garza, quien a través de sus redes sociales compartió los resultados de la búsqueda y localización del cuerpo de la menor.

El cuerpo sin vida de la pequeña Ana Roberta ubicado entre avenida Concepción Barragán y calle Ébanos, de la colonia Praderas la Enramada, en el municipio de San Nicolás de los Garza, limítrofe con Apodaca.

La niña presentaba lesiones en el rostro, estaba envuelta en
una cobija y dentro de una bolsa de plástico negra.

Por estos hechos, su madre Ana Karen, de 26 años, y Honero, su padrastro, fueron detenidos por las autoridades.

Contenido relacionado

Procesan a padres que utilizaban a su hijo para repartir mariguana

NCV

Acerca de PacoZea.com 58045 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*