Tiempo de reconciliación

Columna
Francisco Zea

Hay personas que no entienden el Nuevo México que se creo y que amaneció el 2 de julio después de la elección. Son de los borrachitos de cantina que quieren pleito con todos, por que se les subieron los alcoholes, en este caso, se sienten cobijados por el triunfo de su grupo político. Lamento mucho que existan quienes no entienden que esta elección, con la brutal diferencia de votos entre competidores, la ganó una sola persona, Andrés Manuel Lopez Obrador. Ni fue un grupo, ni un partido. Se engañan aquellos que piensan que cualquiera de los candidatos que impulsó AMLO, fueron peldaños en el triunfo de López Obrador, muy por el contrario, la figura del tabasqueño fue la que hizo ganar a todos y cada uno de los candidatos de Morena, y eso es lo sorprendente e inusitado de esta elección. Por eso mismo lamento que algunos se quieran adjudicar triunfos que no obtuvieron y lo que es peor que preparen, según ellos, venganzas en contra de sus adversarios políticos. El dueño del circo ha dejado muy claro, que quiere reconciliación para poder ponernos a trabajar en el país, para poder reconstruir su tejido social, para
poder acotar la violencia. Y ahora resulta qué hay enanos con pasado misterioso que vienen a amenazar a diestra y siniestra. Es el caso del tristemente célebre ex Secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Alberto Esteva Salinas.

Antes de seguir conviene recordarle a Esteva su historia. Pues a los ciudadanos no se nos olvida que en primer lugar fue del PRI, después en su función como titular de la SSP local, de forma cínica y grosera se encargó de realizar una campaña en su favor pintando patrullas y dando uniformes del color del partido al que pertenecía. Hizo que sus policías participarán en los «danzones» faltándoles al respeto y dejándolos en ridículo frente a la ciudadanía e incluso, enfrentó por primera vez en la historia del estado dos huelgas de efectivos. El motivo de la huelga, malversación de los fondos de la institución y también la
mala calidad de los uniformes y calzado entregados a los policías. Como premio a su incompetencia y presunta corrupción el impresentable gobernador Gabino Cue, lo nombró Coordinador de asesores, hágame el favor.

En esta semana veremos cosas reveladoras al respecto de quién era el dueño de la empresa que vendió los uniformes y zapatos que se rompían con verlos, y espero que el combativo señor Esteva, tenga las respuestas a los múltiples cuestionamientos que esto generará.

Alberto Esteva se ha dedicado a atacar por las redes sociales a Miguel Ángel Mancera, lo ha acusado de todo desde líder de un cártel inmobiliario hasta de actos de corrupción de los cuales no ofrece ninguna prueba. Lo mismo ha hecho con sus colaboradores cercanos, como Luis Serna el otrora influyente secretario particular de Mancera.

Yo no soy partidario de las amnistías y los perdones, pero si lo soy de las pruebas y las razones. Si tiene pruebas de sus acusaciones, en lugar de estar como borracho de antro, gritando que lo agarren por que sino le va a partir la madre a alguien, que se presente ante las autoridades competentes y denuncie. En caso contrario debería de callársela boca, pues su actitud beligerante va en contra del espíritu que ha mostrado el ganador de la contienda presidencial Andrés Manuel López Obrado. Flaco favor le hace a un hombre que será el próximo presidente de México y necesita de toda la ayuda y todas las tendencias para sacar a este país de la postración.

El señor Alberto Esteva debería de honrar la actitud y lineamientos del líder que logró que personajes como él regresen a la escena política, en el caso particular, por improbable que parezca en base a sus nulos resultados, y no estar amenazando gente, lo que no hace ni el futuro presidente. Y solo le recuerdo que para tener la lengua larga hay que tener la cola corta. Él sabe que no es el caso.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*