¿Usted está explotando a sus hijos sin saberlo? Día Mundial contra el Trabajo Infantil

De acuerdo con las últimas cifras oficiales de 2017, en la Ciudad de México ocho de cada 100 niñas y niños entre 5 y 17 años trabaja

Si eres mexicano, seguramente en alguna ocasión tu madre te amenazó con sacarte de la escuela y ponerte a vender chicles en la calle si no mejorabas tus calificaciones en la escuela o si te portabas muy mal.

Lo cierto es que más que una amenaza materna, el trabajo infantil es una problemática social que afecta a más de 168 millones de niños y niñas, quienes diariamente son explotados laboralmente poniendo en riesgo sus vidas.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el trabajo infantil se encuentra prohibido en el derecho internacional, y es entendido como la esclavitud, trata de personas, servidumbre por deudas y otras formas de trabajo forzoso, en el que los menores de 18 años son reclutados para conflictos armados, prostitución y pornografía, y otras actividades ilícitas.

No obstante, además de estos crueles escenarios, en donde los menores son sometidos a severos castigos físicos y maltratos verbales y psicológicos; existe otro tipo de trabajo infantil que es tolerado por la sociedad en “pro de la economía familiar”.

Según cifras de la OIT, en todo el mundo hay 218 millones de niños de entre 5 y 17 años están ocupados en la producción económica. De ellos, 152 millones son víctimas del trabajo infantil; y casi la mitad, 73 millones, están en situación de trabajo infantil peligroso.

Actividades como la construcción, la agricultura, la minería y la producción textil, son las principales áreas en las que se utiliza la mano de obra infantil, la cual no es remunerada ni protegida debido a las carencias con las que sus propios padres desarrollan tales actividades.

Esta explotación infantil es vista cuando niños y niñas participan a la par dentro de un sistema económico de producción adulto, ya sea en una región o dentro de la propia unidad familiar.

En países subdesarrollados, los menores forman parte del sustento económico de las familias a muy corta edad, ya sea por tradiciones, en donde se enfatiza que los hijos deben de apoyar a los padres, o debido a las nulas oportunidades que existen para romper el ciclo de pobreza, miles de menores sufren de explotación laboral infantil.

En términos absolutos, casi la mitad del trabajo infantil (72 millones) se concentra en África; 62 millones en Asia y el Pacífico; 10.7 millones en América; 1.1 millones en los países árabes y 5.5 millones en Europa y Asia Central, regiones en donde los menores dejan de lado su desarrollo físico e intelectual para realizar trabajos que muchas veces son rechazados por los adultos.

Para saber hasta qué punto se está utilizando a un menor para un trabajo infantil y en donde se le está explotando, se deben observar ciertas condiciones que respeten o violenten sus derechos universales, como por ejemplo:

  • Que los menores de 18 años que desempeñen una actividad económica productiva se vean afectados en su desarrollo físico y/o psicológico o, el disfrute de sus derechos.
  • Que los menores obligados a trabajar no obtengan una remuneración económica o bien sean despojados de ella.
  • Que los niños y niñas entre los 12 y los 14 años que realicen un trabajo que implique un riesgo para su salud y sea peligroso.
  • Que sean víctimas de alguna forma violenta de explotación infantil en contra de sus deseos como: traficar armas, drogas, sean explotados sexualmente, u obligados, inducidos o forzados a realizar actividades ilegales o que amenazan su integridad.

Asimismo, la UNICEF marca unos criterios mínimos básicos para identificar el trabajo infantil como explotación, y son:

  • Si es con dedicación exclusiva.
  • Si es a una edad demasiado temprana.
  • Si provoca estrés físico, psíquico o social.
  • Si el niño trabaja y vive en la calle.
  • Si el salario es inadecuado.
  • Si el niño tiene que asumir demasiada responsabilidad.
  • Si impide el acceso a la escolarización.
  • Si mina la dignidad del niño (esclavismo/explotación sexual).
  • Si impide conseguir su pleno desarrollo.

En nuestro país, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, Nashieli Ramírez, señaló que de acuerdo con las últimas cifras oficiales de 2017, en la Ciudad de México ocho de cada 100 niñas y niños entre 5 y 17 años trabaja.

Los principales lugares donde son vistos los menores realizando una actividad económica son en las calles en la mendicidad, afuera del Metro y en clubes nocturnos.

Además se detalló que 9 de cada 10 lo hacen en actividades no permitidas y 4 de cada 10 no asisten a la escuela.

La presidenta de la CDH destacó que lamentablemente estas cifras no han podido ser actualizadas dado que las autoridades no cuentan con datos específicos como las condiciones ni la informalidad en la que se desempeñan.

Esto impide brindarles la protección necesaria, y se ha permitido que sean reclutados por criminales.

“En muchos lugares, la delincuencia le gana al Gobierno y vemos cada vez a niños más pequeños entrando al crimen organizado. Tendría que estar no desde la lógica de la seguridad, sino desde la lógica del trabajo forzado”, indicó la Ombdusperson.

Asimismo, exhortó a no justificar la explotación y trabajo infantil por pobreza ni que se criminalice cuando esto ocurre en las familias, sino que se les brinden oportunidades de desarrollo económico.

Más cifras sobre el trabajo infantil

  • Casi la mitad de los 152 millones de niños víctimas del trabajo infantil tienen entre 5 y 11 años; 42 millones (28%) tienen entre 12 y 14 años; y 37 millones (24%), entre 15 y 17 años.
  • Los niños varones representan el 58% del total de ambos sexos en situación de trabajo infantil, y el 62% del total de ambos sexos que realizan trabajo peligroso.
  • El trabajo infantil se concentra en primer lugar en la agricultura (71%), que incluye la pesca, la silvicultura, la ganadería y la acuicultura; el 17% de los niños en situación de trabajo infantil trabaja en el sector de servicios, y el 12% en el sector industrial, en particular la minería.

Contenido relacionado

STPS reconoce a 57 empresas por garantizar trabajos dignos y seguros

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*