03:18:26

Vitorean a Sheinbaum como futura presidenta en evento de MORENA

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México fue anfitriona del acto político al ser la que más porras y ovaciones recibió; mientras que Mario Delgado fue abucheado por la militancia que ocupó las butacas más lejanas al escenario.

El festejo de Morena por el tercer año del triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador fue el destape de la posible sucesora del Presidente: Claudia Sheinbaum, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, quien se llevó las porras; Los morenistas la vitorearon y hasta le gritaron “¡Presidenta!”.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México fue anfitriona del acto político, también la que más porras y ovaciones se llevó; mientras Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, fue abucheado por la militancia que ocupó las butacas más lejanas al escenario.

Mientras la jefa de Gobierno se llevaba las porras del recinto que estaba más del 70 por ciento de su capacidad, Delgado fue abucheado desde el inicio de su mensaje. Sentada al centro del presidium, Sheinbaum tuvo que intervenir: se levantó y pidió a gobernadores en funciones y electos, que estaban también en el escenario del Auditorio Nacional, que se acercaran y lo flanquearan como muestra de respaldo.

La autocrítica en el acto de celebración vino también de Sheinbaum, quien admitió que el exceso de confianza y la falta de unidad fueron algunos de los factores que llevaron a Morena perder la mayoría de las alcaldías.

“Hay que decirlo, aquí en la ciudad se ensañaron con una campaña de desprestigio que fue calando en algunos sectores de la población, que fueron convencidos con mentiras y calumnias, pero también hay que decir que un exceso de confianza y falta de unidad, así como diversos factores externos fueron generando y provocando el resultado electoral, pero hay que decirlo por la fuerza (…): Morena ganó en el 75 por ciento de las casillas, por eso este resultado no se sostendrá por mucho tiempo, la mentira y el engaño están condenados al fracaso”.

Una de las morenistas más cercanas a López Obrador sostuvo que la cuarta transformación es una nueva forma de gobernar, sin privilegios ni corrupción y sustentada en la austeridad republicana y la disciplina fiscal, que además fomenta la inversión privada, pero sin corrupción.

“Hoy México tiene como Presidente a un gran estadista y demócrata (…) De ahí venimos y ese es nuestro anhelo y nos emociona ver cómo se va transformando nuestro país”, concluyó entre aplausos y porras a las que respondió con sonrisas.

Contenido relacionado:

Sheinbaum asegura que Serranía renunció voluntariamente

DE COMPRAS


Tags: , ,

Trackback from your site.

SALUD Y BIENESTAR TOTAL


Quienes Somos

Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Comentarios Recientes