¿Cartilla moral?

¿Cartilla moral?
¿Cartilla moral?

Sigue siendo necesario contar con valores sobre los cuales construir una mejor nación, el documento busca promover la cultura de legalidad

El pasado domingo, en un evento en Valle de Chalco, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer la Cartilla Moral, que tiene por objetivo fortalecer los valores culturales y espirituales en la sociedad, como el amor a la naturaleza, a la patria y al prójimo. Este documento es editado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y formará parte de los materiales seleccionados para los Programas Emergentes de Actualización del Maestro. El documento retoma las 12 lecciones de la Cartilla Moral, elaborada por el escritor mexicano Alfonso Reyes, con algunas pequeñas modificaciones para fines de claridad y sencillez.

Éste no es un tema nuevo, es una idea que el Presidente retomó desde la campaña presidencial del 2012 cuando lanzó su proyecto de la República Amorosa. Esta plataforma estuvo basada en tres valores fundamentales: la honestidad, la familia y el amor a la patria. La idea de la Cartilla Moral tiene su origen en el sexenio de Manuel Ávila Camacho, cuando el Secretario de Educación Pública, Jaime Torres Bodet, emprendió una campaña de alfabetización para combatir el rezago educativo. El titular de la SEP le pidió al escritor Alfonso Reyes que realizara un documento para cumplir con esa tarea y resultó en una guía de los valores que todo mexicano debería seguir para vivir dignamente en sociedad.

Lo que se buscaba con aquel documento era construir los cimientos de una nación moderna, espiritual, moral y materialmente rica. Hoy en día, el contexto es distinto, pero sigue siendo necesario contar con valores sobre los cuales construir una mejor nación. Recordemos que lo que busca el actual gobierno es la cuarta transformación de la vida pública del país, para lo cual es necesario fortalecer aquellos valores que permitan la convivencia pacífica en sociedad. Al analizar estos, nos recuerdan a los textos fundacionales de otras naciones, como la francesa (libertad, igualdad y fraternidad), o cuando Lincoln, en los Estados Unidos, acuña el concepto de que “los hombres son creados iguales”, el cual forma parte de los principios originales de la nación.

Vale la pena preguntarse, entonces, ¿realmente es necesaria una cartilla moral? Actualmente, estamos en una crisis de valores muy grande. Basta ver las opiniones que las personas escriben en las redes sociales, en donde no se muestra ni empatía ni compasión casi por ningún tema, o con la difusión de noticias falsas, que lo que buscan es manipular la opinión pública y perjudicar la imagen y la reputación de las personas. Doy un ejemplo de esto. Hace poco, cuando pasaba la caravana de migrantes centroamericanos, los comentarios en redes buscaban menospreciar la grave crisis por la que las personas atravesaron y denostarlas sólo por su condición de extranjeros y su situación de pobreza.

La Cartilla Moral, en ese sentido, busca ser un primer paso para modificar la vida pública del país, sin pretender imponer conductas o valores, sino ofreciendo lineamientos básicos de convivencia entre los individuos. Entre los valores que se buscan destacar están: la moral y el bien, el respeto a la familia y a la ley, a la sociedad, a la patria y a la naturaleza. Para entender bien esta idea, lo que se busca es la promoción de una cultura de legalidad, ya que el no acceder a los derechos básicos, es uno de los componentes de la violencia y la criminalidad. Por lo anterior, celebro la publicación de este documento, pues considero que es relevante discutir el papel del fortalecimiento de valores para la construcción de mejores ciudadanos y también de su gobierno. Aún hacen falta muchas cosas por mejorar, pero creo que vamos en el camino correcto.

Por Arturo Ávila Anaya

Contenido relacionado

La estrategia y el desabasto

Acerca de PacoZea.com 28567 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*