Constantino el Grande y las reformas al Imperio romano

Constantino el Grande y las reformas al Imperio romano
Constantino el Grande y las reformas al Imperio romano

La historia posiciona a Constantino el Grande como el primer emperador cristiano, pero su legado no sólo se limita a ese hecho, logró mucho más

Roma fue piedra angular en la construcción de la era moderna, sus emperadores pasaron a la historia por diversas cosas, tanto positivas, como negativas, siendo Constantino I el Grande, el que abrió paso al cristianismo.

Este día se recuerda al también llamado primer emperador cristiano, pues murió el 22 de mayo del año 337 de nuestra era, pero ¿Qué aportó Constantino el Grande a la humanidad?

Flavius Valerius Aurelius Constantinus (272-337), conocido como Constantino I o Constantino el Grande, fue emperador del Imperio Romano desde el año 306 al 337.

Hijo de un militar, Constancio Cloro, las tropas locales lo nombran emperador, pero para poder consagrarse en el poder y ser emperador de todo el territorio, tuvo que librar varias batallas en las que resultó vencedor y se hizo del poder.

Conversión al cristianismo

La tradición oral dice que Constantino el Grande antes de una batalla tuvo una visión. Mirando al sol, al que como pagano daba culto, vio una cruz construida a base de luz y a la que estaba unida una inscripción que rezaba «con este vence» y ordenó que sus soldados pusieran en los escudos el monograma de Cristo (las dos primeras letras del nombre griego superpuestas). 

Aunque no dejó sus tradiciones paganas, después de esto se mostró benevolente con los seguidores de Cristo, detuvo su persecusión y les dio libertad de culto.

Sin embargo, no hay fecha exacta que diga cuándo se convirtió al cristianismo, se bautizó poco antes de morir.

La parte más práctica de la historia, dice que es posible que dicha conversión se debiera al fracaso de las persecuciones de los reinados anteriores, así como a la búsqueda de elementos de unidad que contrarrestaran las tendencias disgregadoras del Imperio.

Por el Edicto de Milán (313) acabó con el culto estatal pagano en Roma, decretó el fin de las persecuciones contra los cristianos y la devolución a éstos de los bienes expropiados.

A pesar de esas modificaciones, no estableció el cristianismo como religión oficial.

La pugna por las ideas religiosas generaba grandes combates, por lo que  puso el poder a disposición de la jerarquía eclesiástica para combatir las numerosas herejías de la época.

Constantinopla

Como buen emperador romano, Constantino el Grande buscaba hacerse inmortal en la memoria colectiva, comenzó a restaurar la ciudad griega de Bizancio (actualmente Estambul), a la cual llamó Constantinopla.

Dicha ciudad se convirtió en la sede del cristianismo, pues en Roma abundaba el paganismo.

Constantinopla se convirtió en la ciudad más grande e importante del mundo.

Fue tal su relevancia que al momento de caer, se genera una nueva etapa histórica, dando paso a la Edad Moderna.

Aportación de Constantino el Grande a la humanidad

Además de legalizar el cristianismo y ordenar la construcción de templos para los devotos de dicha fe, Constantino el Grande hizo muchas rformas que permean hasta nuestros días.

  • Abolió la crucifixión
  • Eliminó las peleas de gladiadores
  • Reguló el divorcio
  • Se dio más protección legal a las mujeres
  • Intentó poner freno a la grave crisis que arrastraba el Imperio desde el siglo anterior
  • Reformó el sistema monetario, basándolo enteramente sobre el oro 
  • Decretó el carácter hereditario de los oficios
  • Completó el proceso de vinculación de los colonos a la tierra que cultivaban

DMS

Contenido relacionado

Los mejores momentos de Juan Pablo II, a 100 años de su nacimiento

1 Trackback / Pingback

  1. Pintado de rojo fuego, el puente Golden Gate es sencillamente increíble - PacoZea.com

Opina

Tu email no será publicado .


*