¿En misa y sin cambio? Iglesia francesa aceptará limosnas con tarjeta

Una parroquia de París ofrecerá a sus seguidores la opción de pagar las limosnas de la eucaristía dominical con tarjeta de crédito, adaptando una mini terminal de pago en una de las tradicionales canastas de mimbre 

La Iglesia católica de París ha decidido modernizarse. La diócesis de la ciudad experimentará a partir del próximo domingo un “cesto electrónico” que permitirá a los fieles dar sus limosnas con tarjetas de crédito a través de un sistema de pago sin contacto. Convencidos de que las nuevas generaciones cada vez utilizan menos el dinero físico, la Iglesia parisiense ha apostado por esta nueva tecnología, según explicó la diócesis en un comunicado. Para ello,  han creado un “cesto electrónico” equipado con un terminal de pago por contacto y una pantalla en la que los fieles podrán elegir la cantidad que quieran donar, y que circulará por la iglesia al igual que el tradicional canasto. El nuevo dispositivo será utilizado de forma experimental el próximo domingo en la parroquia de Saint-François de Molitor, en el suroeste de la ciudad.  Este sistema se suma a otras revolucionarias formas de recolecta de la limosna dominical puestas en marcha por la diócesis parisiense. Desde octubre de 2016, ocho parroquias utilizan una aplicación móvil que permite a los fieles aportar su contribución a través de sus teléfonos, cantidad que es cargada a una cuenta corriente asociada. La iniciativa ha tenido tan buena acogida que otras ocho parroquias la piensan adoptar en las próximas semanas. Según los datos de la diócesis, el 79% de sus ingresos proviene de la generosidad de los fieles y el 14% es recolectado a través de las limosnas dominicales. Contenido relacionado

UBER quiere ser incluyente y aceptar efectivo también en la CDMX

Tags: , , , , , , ,

Trackback from your site.

SALUD Y BIENESTAR TOTAL


Quienes Somos

Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Comentarios Recientes