Giorgio Armani, el hombre de la elegancia en la industria de la moda

Giorgio Armani, el hombre de la elegancia en la industria de la moda
Giorgio Armani, el hombre de la elegancia en la industria de la moda

Giorgio Armani se convirtió con sus diseños en un referente para las mujeres de autoridad, feminidad, sofisticación y naturalidad, al no hacerlas sentir objeto sexual

Giorgio Armani nació hace 85 años en Piacenza, Italia, y a la fecha es uno de los grandes diseñadores que sigue en activo, con una energía que explica porqué se ha convertido en un icono de la moda con sus diseños que visten de elegancia el mundo de la alta costura desde mediados de los años 1970.

Definiéndose a sí mismo como una persona que nunca está satisfecha, siempre en búsqueda de la perfección, su imperio abarca desde una exclusiva línea de ropa para hombres hasta accesorios, calzado, cosméticos y decoración para el hogar.

Siendo un espécimen raro en la industria, pues es de las pocas marcas que todavía no forma parte de alguno de los corporativos de firmas de lujo, conservándose como el último gran emperador de la moda, como una leyenda viviente después que Valentino se retiró en 2008 y la muerte de Karl Lagerfeld en febrero de este año.

Con una historia de vida sorprendente que incluye una familia que nada tenía que ver con la industria textil y una trunca inmersión en la carrera de medicina, hasta trabajar como montador de escaparates en Milán y ayudante de fotografía, sin ninguna formación en el diseño gestó su primera colección completa de hombre, comenzando en 1975 su carrera en solitario a los 41 años de edad. Marcando un parteaguas, con la elegancia como sello distintivo.

En 1966, conoció en Milán al arquitecto Sergio Galeotti, que se convirtió en su pareja y en la persona que lo alentó para que abriera su primer taller, fundando así fundaron la casa de moda que lo convirtió en el diseñador italiano más famoso. Tras la muerte de Galeotti en 1985, adquirió su 50 por ciento de la compañía y desde entonces es el único al frente de un corporativo que incluye numerosos tiendas y 13 fábricas que dan empleo a más de 5 mil personas.

Comparado muchas veces con Coco Chanel e Yves Saint Laurent, el nombre de Giorgio Armani equivale a una estética de elegancia y minimalismo que factura cerca de 3 mil millones de euros al año y tiene una fortuna personal estimada en los 7 mil millones de euros. La impresión de su nombre es de las más socorridas por la piratería de ropa, accesorios y perfumes.

Para Óscar Madrazo, experto en moda y director de la agencia de modelos Contempo, la relevancia de Armani es que mas que adelantarse a una época, supo interpretar y aprovechar lo que sucedía en el momento que él surgía como gran diseñador, lo que estaba pasando en la sociedad que, bajo la bandera de los postulados feministas, exigía cambios en los roles de género.

“Fui el primero en suavizar la imagen de los hombres y endurecer la imagen de las mujeres”, dijo alguna vez sobre su estilo, definido por algunos como andrógino.

“Vestí a los hombres con telas de mujeres y les robé a los hombres lo que las mujeres querían y necesitaban: el power dressing“, aseveró.

Así, Giorgio Armani adaptó el patrón del clásico traje británico a la estética femenina, muchos años antes de que se pusiera en boga el empoderamiento de la mujer. Liberó la silueta de la mujer y la del hombre, dejando lejos los estereotipos. Brindándoles confianza sin trazos exuberantes o exóticos, sin talles ajustados o escotes pronunciados en exceso (como en los diseños de Versace).

Sin hacerlas sentir un objeto sexual, Giorgio Armani se convirtió con sus diseños en un referente para las mujeres de autoridad, feminidad, sofisticación y naturalidad.

Además, ha tenido un largo romance con Hollywood, vistiendo tanto a actores como a deportistas como Richard Gere, Sophia Loren, Claudia Cardinale, Glenn Close, Harrison Ford, Robert de Niro, Michelle Pfeiffer o la princesa Charlène de Mónaco.

Desde los Juegos Olímpicos de Londres de 2012, el equipo italiano luce sus diseños y durante la próxima temporada, también el equipo de fútbol de Bayern Múnich llevará uniformes con el sello Armani.  

Contenido relacionado

Muere Karl Lagerfeld, el icónico diseñador de la casa Chanel

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*