¿Hacer ejercicio en la oficina? ¡Claro que se puede!

¿Hacer ejercicio en la oficina? ¡Claro que se puede!
¿Hacer ejercicio en la oficina? ¡Claro que se puede!

Existen maneras de mantenerte activo en la oficina y no perderte de los beneficios del ejercicio en el tiempo de trabajo, ¿no nos crees? Sigue leyendo

Hacer ejercicio es fundamental para la salud, pero cuando tenemos vidas atareadas y muchas horas de trabajo en la oficina, es un poco difícil mantenerse físicamente activo. Lo ideal es hacer al menos 30 minutos diarios de ejercicios, pero si no tienes tiempo y necesitas estirar un poco tus músculos, hay algunos ejercicios que puedes hacer sin salir de tu escritorio en la oficina.

Esta serie de ejercicios lleva muy poco tiempo y no necesitas siquiera moverte de la oficina. Puedes tomarte unos minutos para estirar tus músculos y aliviar la tensión que genera estar sentado tanto tiempo.

 

2. Estírate: El estiramiento es una  buena opción para prevenir posibles lesiones a la hora de hacer ejercicio en la oficina. Una programación diaria, sobre todo en zonas típicas (alta espalda, cuello, lumbar), puede ser una buena opción para prevenir el dolor, liberar tensiones y relajar los músculos. Nuestra flexibilidad global mejorará. Lo ideal sería hacer algunos estiramientos cada 2 o 3 horas. Deben ser movimientos suaves que respeten los tiempos marcados. Es importante controlar el estiramiento y la postura en todo momento, sin hacer vaivenes ni rebotes, para que se consiga una mayor relajación con la menor actividad muscular y articular posible. Nunca un estiramiento tiene que ser doloroso, recúerdalo.

estiramientos en l aoficina

3. Trabaja abdominales y glúteos anque estés sentado: El trasero es una de las partes que más sufre al estar sentados tantas horas en una silla de oficina. Es importante que sepas que esta parte del cuerpo se puede endurecer con un sencillo truco, y es el de contraer la parte de los glúteos mientras estamos sentados en la silla. Sin levantarnos, y manteniendo la espalda recta mientras trabajamos podemos endurecer a intervalos los glúteos y así lograr mantenerlos duros mientras estamos sentados. Pero además podemos endurecer los abdominales mientras estamos sentados en la silla. Simplemente hay que contraer también el abdomen mientras estamos haciéndolo con los glúteos.
Image result for hacer ejercicio sentada
4. Camina siempre que te sea posible: Uno de los problemas habituales en las oficinas son las largas horas que pasamos sentados ante nuestra computadora. Por ello es importante levantarse periódicamente y aprovechar cualquier ocasión para hacer ejercicio ya sea andando o estando de pie. Intenta levantarte cada hora aunque sea cinco minutos. Por ejemplo puedes hacer tus llamadas desde el móvil de pie y de ser posible andando, o tomarte el café de pie junto a la máquina en vez de sentarte. Cuando vayas por el pasillo intenta apretar el paso y hacerlo a un rito que haga trabajar tus piernas, tu cuerpo te lo agradecerá.
Image result for camina en la oficina
5. Relaja los hombros: Los hombros es una de las partes del cuerpo que más sufre la tensión de estar sentados durante horas. Disminuye la tensión subiendo los hombros, es decir levantándolos incluso hasta las orejas, manteniendo esa posición, y luego relajándolos. Repite este ejercicio tantas veces al día como puedas y liberarás a tus hombros de tanta presión. Además te recomendamos que de ser posible,  utilices una silla de oficina para problemas de espalda, pues te ayudará a aliviar la tensión de los músculos.
Related image
6. Párate de puntillas: Para ejercitar tus pies y tus piernas tienes que mover rápidamente la punta de los pies mientras estás sentado detrás de tu escritorio. De esta forma ayudarás a bombear sangre a tu corazón por todo tu cuerpo, lo que mejorará tu circulación y además quemarás calorías. La circulación de nuestras piernas se resiente mucho de estar tantas horas sentados. También es un buen ejercicio ponerse de puntillas de pie y aguantar así unos segundos, repitiendo este ejercicio varias veces durante el día. Además de ayudarte con la circulación, tonificarás tus glúteos que nunca viene mal.
Image result for pararse de puntillas en la oficina
7. Levanta las piernas: Las piernas necesitan también muchos cuidados, por eso te proponemos dos formas de hacer ejercicio en la oficina mientras estás sentado: siéntate derecho en una silla, estira las piernas y cruza los pies (no las piernas). Ahora, levanta las piernas del piso hasta la altura de la cadera varias veces y sostén. Cambia el cruce de los pies y repite. Siempre haz el mismo número de veces de un lado que del otro. Otro buen ejercicio es la extensión de la pierna: se levantan y estiran las piernas en el aire de formar alterna o de manera simultánea. Es un trabajo específico de los cuádriceps que te ayudará también a mejorar la circulación y evitar el efecto piernas cansadas.
Image result for levanta las piernas en la oficina
8. Aducción de piernas: Para trabajar la parte interna del muslo nada mejor que los ejercicios de aducción de piernas. Para ello se coloca un libro o algún objeto entre las piernas en la cara interna de los muslos y hace presión hacia adentro para evitar que se caiga al suelo. Es un trabajo específico de los aductores para mantenerlos firmes y en su sitio que te ayudará a lucir unas piernas más tonificadas, así que no lo dejes pasar.
ejercicio para el trabajo
9. Ejercita tus dedos también: Casi siempre nos olvidamos de las manos a la hora de hacer ejercicios físicos, pero teniendo en cuenta las horas que trabajan para nosotros y el gran servicio que nos aportan en cualquier actividad diaria, lo que menos podemos ofrecerles es un poco de mimo. Haz rotar tus  muñecas periódicamente y cierra y abre las manos. Pero además añade estos ejercicios para tus dedos y tus manos se sentirán  mucho mejor tras un largo día de trabajo en la computadora.
ejercicios de dedos para la oficina
10. Sepárate del monitor: Estamos hablando de hacer ejercicio en la oficina pero tus ojos también son muy importantes y necesitan descanso, por esta razón, si descansas la mirada regularmente, pronto verás buenos resultados como mejorar la productividad. Cada 30 minutos, retira tu vista de la pantalla y mira a otros objetos como una ventana, un reloj, un escritorio o una puerta. Esto ayuda a promover el movimiento ocular y disminuir las probabilidades de irritación de los ojos y dolores de cabeza. Aprovecha para hacer algunos estiramientos de brazos o de cuello y así disminuye la tensión. También es muy importante tener la pantalla colocada de forma que nuestro cuello se mantenga recto.
Related image
Contenido relacionado

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. El estrés laboral, sus consecuencias y soluciones - PacoZea.com
  2. ¿Se podrá comer alimentos ricos en grasa sin subir de peso? ¡Estos científicos dicen que sí! - PacoZea.com
  3. Pasar mucho tiempo sentada puede provocarte celulitis - PacoZea.com

Opina

Tu email no será publicado .


*