Investigadores descubren microplásticos en las nubes sobre Japón; existe la creencia de que podrían estar afectando el clima

Microplásticos han sido identificados dentro de peces en las profundidades del océano, en el hielo marino del Ártico y en la nieve que recubre las montañas de los Pirineos.

Científicos han corroborado la presencia de microplásticos en las nubes. Sus investigaciones sugieren que estos residuos podrían tener un impacto en el clima, aunque aún se desconoce la naturaleza exacta de este efecto.

También te puede interesar: Un niño desaparece en Austria y es encontrado en Jalisco

En un estudio publicado en Environmental Chemistry Letters, los científicos escalaron el Monte Fuji y el Monte Oyama para recoger agua de la niebla que envuelve sus picos. Luego analizaron las muestras para determinar sus propiedades físicas y químicas. 

El equipo identificó nueve tipos de polímeros y uno de caucho en los microplásticos transportados por el aire, cuyo tamaño oscilaba entre 7.1 y 94.6 micrómetros. Cada litro de agua de nube contenía entre 6.7 y 13.9 partículas de plástico.

El estudio asegura que abundan los polímeros “hidrófilos” o amantes del agua, lo que sugiere que estas partículas desempeñan un papel importante en la rápida formación de nubes y, por tanto, en los sistemas climáticos.

Si el tema de ‘la contaminación del aire por plástico’ no se aborda de manera proactiva, el cambio climático y los riesgos ecológicos pueden convertirse en una realidad, causando daños ambientales irreversibles y graves en el futuro”, advirtió el principal autor del estudio, Hiroshi Okochi, de la Universidad de Waseda. 

Cuando los microplásticos llegan a la capa superior de la atmósfera y se exponen a la radiación ultravioleta de la luz solar se degradan, contribuyendo a la generación de gases de efecto invernadero, añadió Okochi. 

¿Qué son los microplásticos?

Los microplásticos son partículas de plástico de menos de 5 milímetros. Provienen de los vertidos industriales, textiles, neumáticos sintéticos y productos de cuidado personal, entre otros.

Se han encontrado en el interior de peces en las partes más profundas del océano, en el hielo marino del Ártico y cubriendo la nieve de las montañas de los Pirineos, entre Francia y España. 

Pero sigue sin saberse cómo funciona el transporte de estas partículas. 

“Hasta donde sabemos, este es el primer informe sobre microplásticos en suspensión en el agua de las nubes”, escribieron los autores en un artículo. 

Las investigaciones han demostrado que los microplásticos afectan a la salud, por ejemplo al corazón, los pulmones, y el cáncer, además de causar daños ambientales.

Con información de AFP.

Síguenos en X

Mas Noticias