21:21:38

Las mejores recetas fáciles y económicas para tu cena de Año Nuevo

Si no sabes qué hacer de comer para despedir el 2020, aquí te presentamos algunas recetas baratas (y otras no tanto) y deliciosas para disfrutar la llegada del Año Nuevo 2021

La cena de Navidad y Año Nuevo siempre son especiales para todas las familias de México y el mundo, pero, ante el incremento de los precios y la inflación, es necesario hacer un presupuesto. Es por ello que hay que tratar de buscar cómo economizar. De esta forma se aprovecharán los alimentos y no se afectará tanto la economía durante la llamada “cuesta de enero”.

Ante ello, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha instaurado el «platillo sabio», llamado así por fácil y económico. Estos platillos son fáciles y económicos y además ricos y “rendidores”, por lo que son excelentes también para consumirlos durante el recalentado.

A continuación encontrarás algunos de estos platillos:

Atún a la vizcaína

El bacalao es un platillo típico de las fiestas de Año Nuevo, pero este pescado tradicionalmente nórdico, suele tener un coste elevado. Por eso mismo se convierte en un insumo inaccesible para muchos bolsillos. Actualmente, por un kilo estarías pagando cerca de 500 pesos.

Uno de los consejos que nos da la Profeco, es intercambiar el bacalao por el atún en lata y que podrás encontrar desde 20 pesos, por una lata de 140 gramos o en 49.50 pesos por una de 295 gramos. A continuación te comparto la receta:

Ingredientes

  • 3 latas de atún en agua o aceite (20 pesos)
  • ½ kilo de papas cambray (29.90 kilo)
  • 2 chiles pimientos cortados en rajas (2 piezas por 26.90)
  • 9 dientes de ajo (120 gramos por 30 pesos)
  • 1 cebolla grande (1 kilo por 16 pesos)
  • 1 kilo de jitomate (1 kilo 45 pesos)
  • ½ taza de aceitunas (350 gramos, 38.50 pesos)
  • 6 chiles largos o güeros (380 gramos, 32.50 pesos)
  • 12 almendras (100 gramos, 37.90 pesos)
  • 1 manojo de perejil (100 gramos, 5 pesos)
  • 5 cucharadas de aceite de olivo (100 gramos, 65 pesos)

Preparación

  • Sofríe el ajo y la cebolla, hasta que estén acitronados. Después añade el jitomate y sofríelo hasta que cambié a un color más claro; sazona con sal y agrega el atún.
  • Puedes incluir alcaparras o aceitunas a gusto, y también el pimiento morrón; después agrega chiles largos, almendras y perejil. Una vez que esté todo integrado, deja cocinar por 10 minutos.
  • Luego agrega las papas cambray y cocina otros 10 minutos.

Lomo mechado al horno

Este es otro platillo económico que puedes preparar para la cena y que no representa gran gasto o gran tiempo de preparación.

Ingredientes

  • 1 kilo de lomo de cerdo (114 pesos)
  • 1 kilo de piña (25 pesos)
  • 350 gramos de aceitunas (38.50 pesos)
  • 1 kilo de papas grandes (15.80 pesos)
  • 400 gramos de ciruela pasa (99 pesos)
  • 120 gramos de ajo (30 pesos)
  • 280 gramos de mermelada de piña (34 pesos)
  • 750 mililitros de vino blanco (135 pesos)

Preparación

  • Pon el lomo en un charola. Haz pequeñas incisiones con un cuchillo e introduce en ellas ciruela pasas, almendras, aceitunas y trocitos de piña.
  • Unta ajo machacado previamente, mantequilla con limón —previamente derretida— y mermelada de piña.
  • Baña con vino blanco y jugo de piña; cubre con aluminio y deja reposar en el refrigerador de 3 a 5 horas. Calienta en el horno a 350 grados centígrados y hornea por 45 minutos, a la mitad del tiempo voltea la carne y báñala con el jugo que está en el recipiente. Después que hayas dado la vuelta a ambos lados, vuelve a hornear por 45 minutos y una vez dorado puedes cortarlo.

También podría interesarte: Lugares en México para festejar el Año Nuevo

Pollo con salsa de ponche y ensalada de romeritos

Ingredientes

Para el pollo:

  • Una pierna con muslo deshuesada (38 pesos, aproximadamente)
  • Aceite
  • Sal

Para la salsa de ponche:

  • 200 gramos de flor de jamaica (50 pesos)
  • 420 gramos de manzana en cubitos (20 pesos)
  • 1 kilo de guayaba en cubitos y sin semilla (39.90 pesos)
  • Agua
  • 450 gramos de piloncillo granulado (42.90 pesos)
  • 50 gramos de canela en rama (50 pesos)
  • 425 gramos de fécula de maíz (29.50 pesos)

Para la ensalada de romeritos:

  • 1 kilo de romeritos (39.90 pesos)
  • 280 gramos de jitomate cherry (45 pesos)
  • 1 kilo de queso cotija (153 pesos)

Vinagreta de pino:

  • 750 mililitros de aceite de oliva (160 pesos)
  • 1 litro de vinagre de manzana (22 pesos)
  • 300 gramos de miel de abeja y una rama de pino (48 pesos)
  • Una rama de pino

Preparación

  • En un sartén pon aceite de oliva y la pechuga con el muslo deshuesada. Sazónala y espera a que se cueza.
  • Mientras, realiza la salsa de ponche. En una olla pon 2 tazas de agua, flor de jamaica, piloncillo granulado, canela, guayaba y manzana en cubitos. Caliéntala hasta hervir.
  • Para la ensalada: coloca en la licuadora una rama de pino, ¾ partes de aceite de oliva, miel de abeja, sal, y licúa. En un tazón, pon los romeros y rocía con el aderezo. Corta unos jitomates cherry por la mitad, para decorar.
  • Coloca el pollo en un plato y coloca la salsa de ponche encima, acompañalo con los romeros a la vinagreta.

Rollo hojaldrado de romeritos con mole

Los romeritos son típicos en la cena de navidad y de Año Nuevo de muchas familias, y ésta es una forma de darle un toque diferente a este clásico navideño:

Ingredientes

  • Pasta hojaldrada (140 pesos)
  • 1 kilo de romeritos limpios y cocidos (35 pesos)
  • 1 kilo de nopales en tiras (68 pesos)
  • 1 kilo de camarón seco (204 pesos)
  • 1 kilo de cebolla (16 pesos)
  • 120 gramos de ajo (30 pesos)
  • 375 gramos de mole (56 pesos)
  • 270 gramos de chocolate (44 pesos)
  • 30 piezas de huevo (67.50 pesos)
  • 227 gramos de queso parmesano (90.50 pesos)

Preparación

  • Hierve los camarones con un trozo de cebolla y un diente de ajo, cuela el caldo de los camarones y pelalos, reservarlos. Mientras, en un sartén cuece los nopales para quitarles la baba.
  • En otro recipiente coloca el mole con el caldo de los camarones hasta que se espese, coloca la mitad de una barra de chocolate y agrega los romeritos, los nopales y la mitad de los camarones.
  • En una superficie pon harina y esparce la masa, forma un rectángulo de medio centímetro de espesor, revuelve el huevo con el queso parmesano y una pizca de pimienta, barniza la pasta con el huevo y coloca el relleno de romeritos en el centro. Dobla por ambos lados en los extremos y haz pequeñas perforaciones para que al aire pueda salir. Forra una charola con aluminio, coloca el rollo y barnízalo con el resto del huevo. Hornea a 225 grados centígrados durante 25 o 30 minutos, cuando la pasta esté dorada, corta y sirve caliente.

Pollo relleno

No hay necesidad de comprar un enorme pavo que te saldrá el triple de caro. Para economizar para Año Nuevo puedes usar pollo, rellenarlo e inyectarle vino. Prácticamente es hacer la misma receta y, al mismo tiempo, el sabor resultante será delicioso.

Ingredientes

  • 1 pollo, sin vísceras y lavado (220 pesos)
  • ½ kilo de uvas verdes (89 pesos)
  • 200 ml. de jugo de naranja (10 pesos)
  • 10 hojas de lechuga grandes (29.90 peso)
  • 20 jitomates cherry (40 pesos)
  • ¼ de pieza de cebolla (16 pesos)
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 taza de vino blanco (135 pesos por botella)
  • 2 cucharadas de mantequilla (13 pesos)
  • Sal y pimienta

Para el relleno:

  • 1 taza de arroz lavado y escurrido (12 pesos)
  • 125 gramos de jamón de pavo picado (25 pesos)
  • 250 gramos de champiñones picado y en cuadritos (225 gramos, 35 pesos)
  • 250 gramos de espinacas (33 pesos)
  • 1 trozo de cebolla (1 kilo por 16 pesos)
  • 1 tallo de apio (manojo 39 pesos)
  • 50 gramos de pasitas (10 pesos)
  • 2 cucharadas de perejil (5 pesos)
  • ⅛ de cucharadita de salvia (50 pesos)
  • 1 ½ taza de caldo de pollo
  • ½ taza de vino blanco (135 pesos por botella)
  • 3 cucharadas de mantequilla (13 pesos)
  • Sal y pimienta

Preparación

  • Inyecta el vino blanco sobre todo el cuerpo del pollo. Licúa la cebolla, los ajos, y el jugo de naranja; sazona con sal y pimienta.
  • Unta el pollo con la mantequilla, baña el pollo con los ingredientes licuados y vuelve a salpimentar. Cubre con papel aluminio y refrigera.
  • Para el relleno: Acitrona la cebolla, el ajo y el apio. Agrega el jamón, las espinacas y los champiñones, por último añade el arroz.
  • Incorpora el perejil, la salvia, el vino blanco, las pasitas, y el caldo de pollo, sazona con sal y pimienta, cocina por 20 minutos; deja enfriar.
  • Rellena el pollo, sin que quede demasiado apretado y cierra con hilo y aguja. Cubre con papel aluminio. Hornea a 250 grados centígrados durante 45 minutos por cada kilo. En la última hora, retira el papel y baña con el mismo jugo del recipiente, hasta que esté completamente dorado.

También podría interesarte: Estos son los puentes y días festivos del 2022 en México

Bocaditos de langostino con sambal de cilantro

Un entrante para tus comidas navideñas que no empapuza, a base de langostinos con una salsa aromática de aire tailandés. Se prepara en cuestión de minutos y tiene un coste más que razonable.

Ingredientes

Para 4 personas

Para los bocaditos:

  • 400 g de langostinos pelados (pueden ser descongelados)
  • 3 rebanadas de pan de molde o brioche sin corteza
  • Un diente de ajo
  • Dos chalotas
  • Un huevo grande
  • Sal o un par de cucharadas de salsa de pescado thai
  • Nuez moscada rallada
  • Pimienta
  • Un poco de aceite neutro -oliva suave o girasol- para cocinarlas

Para la salsa:

  • Un chile rojo fresco o una cucharada de pasta de sambal (o cantidad al gusto)
  • ½ pimiento verde
  • Un diente de ajo (o al gusto)
  • El zumo y la ralladura de la piel de una lima
  • Un trozo de jengibre pelado como de 1 cm de largo
  • Una cucharadita colmada de azúcar (mejor si es moreno)
  • Dos puñados de hojas de cilantro
  • Sal o un par de cucharadas de salsa de pescado thai
  • Una cucharada de aceite de sésamo

Preparación

  • Poner en un robot de cocina el diente de ajo y las chalotas, todo pelado y con la base quitada. Triturar bien (si es necesario, despegarlos de la pared con una espátula, volverlos a llevar al fondo y repetir el proceso).
  • Añadir los langostinos, el pan, el huevo, la sal o salsa de pescado y la nuez moscada y procesar hasta conseguir una masa integrada pero en la que aún se puedan distinguir trocitos de langostino. Llevar a la nevera cubierto con film de cocina y dejar reposar una hora hasta que quede integrada
  • Mientras poner en un robot de cocina todos los ingredientes de la salsa y procesar hasta que tenga la consistencia de un pesto.
  • Hacer tortitas un poco más grandes que una moneda de dos euros y de un poco más de un dedo de grosor (para comerlas de un bocado). Pasarlas por una sartén antiadherente con un poco de aceite, a fuego medio un minuto y medio por cada lado. Servir inmediatamente con la salsa para mojar.

Croquetas de queso de cabra y cebolla caramelizada

Aprovechamos la eficaz combinación de queso de cabra y cebolla caramelizada este Año Nuevo en una de las elaboraciones más típicas de nuestra gastronomía tradicional: las croquetas, a las que damos un toque oriental.

Ingredientes

  • 400 ml de leche
  • 60 g de harina de trigo
  • 150 g de queso de cabra (rulo)
  • 1 cebolla mediana
  • 1 puntita de bicarbonato (opcional)
  • 1 cucharadita de vinagre de Módena, manzana o dos de vino blanco (opcional)
  • 2 huevos
  • 200 g de panko
  • Aceite de oliva para freír
  • Una pizca de nuez moscada
  • Sal

Preparación

  • Picar la cebolla en daditos y pochar en una olla mediana con un poco de aceite y sal a fuego mínimo hasta que quede de color marrón claro y huela bien, con un punto dulce. Si se quiere, añadir una puntita de bicarbonato para acelerar la caramelización. Una vez dorada, se puede añadir el vinagre o el vino y remover durante unos segundos más o hasta que se haya evaporado. Retirar del fuego.
  • Con la olla ya fuera del fuego añadir poco a poco la harina, removiendo con movimientos envolventes hasta que se haya integrado por completo. Encender el fuego de nuevo -bajo- y tostarla durante unos minutos, hasta que quede dorada pero sin quemarse. En ese momento, incorporar poco a poco la leche caliente hasta que la harina se haya disuelto por completo.
  • Quitar la corteza del queso de cabra y añadir en migajas a la olla, removiendo constantemente para que este se derrita con mayor facilidad. Añadir un poco de nuez moscada y seguir moviendo sin parar hasta que la masa se integre, se enfríe un poco y espese.
  • Verter en una fuente o plato, cubrir con film de cocina y dejar enfriar. Una vez fría la masa dejar reposar en la nevera: lo mejor es prepararla con 24 horas de antelación o, al menos, la noche de antes.
  • Preparar un plato con panko y otro con huevos batidos. Sacar de la nevera y, con la ayuda de una cuchara, formar bolitas de aproximadamente unos 30 gramos. Bañar las bolitas en huevo, pasar por el panko, perfeccionar la esfera con las manos, volver a pasar por huevo y volver a pasar por panko. Es muy importante no tocar demasiado la croqueta después de la última capa de panko para que este no se apelmace y queden más bonitas.
  • Dejar reposar por lo menos media hora en la nevera antes de freír en abundante aceite de oliva bien caliente pero que no humee. Como sugerencia, servir con una salsa de queso de cabra y nata formando una base, coronar las croquetas con un punto de esta misma salsa y añadir un trocito de cebolla crujiente encima.

Salmón wellington con espinacas a la crema

El solomillo Wellington lo petó hace ya algunas décadas y se quedó en muchas mesas por Navidad. En esta receta le damos una vuelta y, en lugar de carne, usamos salmón y espinacas a la crema.

Ingredientes

Para 4-6 personas

  • ½ cebolla
  • 200 g de espinacas
  • Una pieza de salmón de unos 600 g sin piel (explica en la pescadería lo que quieres hacer para que te den la pieza que mejor te convenga)
  • 2 láminas de masa de hojaldre, muy frías
  • 1 cucharada sopera de harina
  • 100 ml de nata 35%
  • Sal
  • Pimienta al gusto
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 huevo

Preparación

  • Picar la cebolla y las espinacas.
  • Calentar el aceite de oliva en una sartén grande y sofreír la cebolla con una pizca de sal. Cuando esté translúcida y ligeramente dorada incorporar las espinacas. Cocinar hasta que se hayan reducido de tamaño.
  • Añadir la harina a las espinacas y cocinar 2-3 minutos. Incorporar la nata y cocinar unos minutos más a fuego medio hasta que ésta se reduzca y quede una mezcla densa. Apagar el fuego y reservar.
  • Salpimentar la pieza de salmón por ambos lados. Extender la masa de hojaldre y colocar el salmón en el centro. Distribuir las espinacas a la crema por encima de forma que cubra casi todo el salmón dejando un centímetro más o menos del borde sin cubrir.
  • Extender la otra lámina de masa de hojaldre y colocarla encima del salmón con espinacas. Con cuidado, ir presionando para que la masa cubra el salmón y tome la forma de este. Es importante que quede bien compactado, pero sin apretar demasiado para evitar que las espinacas a la crema se esparzan.
  • Con ayuda de un cuchillo pequeño, recortar el excedente de masa a 1-2 centímetros del salmón, de forma que esa masa nos sirva para hacer las dobleces y cerrar el Wellington. Para ello, presionar suavemente con los dedos las dos masas y doblarlas sobre sí, formando un pequeño pellizco que selle y cierre el paquete de hojaldre.
  • Dejar reposar en la nevera unos 10-15 minutos y precalentar el horno a 220ºC/200ºC con aire.
  • Sacar el Wellington de la nevera y con un cuchillo pequeño y afilado practicar varios cortes en diagonal y en ambas direcciones, formando una especie de malla.
  • Batir un huevo y usarlo para pintar la superficie del hojaldre con ayuda de un pincel de cocina.
  • Hornear durante 10 minutos a 220ºC/200ºC con aire, luego bajar a 200ºC/180º con aire 10-12 minutos más (dependerá de lo gruesa que sea la pieza de salmón). Sacarlo del horno y comprobar si se ha hecho bien el salmón. Para ello, pinchar con un cuchillo la parte más gruesa (aprovechar uno de los cortes para no romper el Wellington). Hornear un par de minutos más si es necesario. Cuando esté hecho, sacar y servir de inmediato.

Pierna de cordero con ajo, pimentón y hierbas

Si crees que las piezas grandes de cordero solo pueden asarse a fuego muy lento en Año Nuevo, esta técnica en la que se cocina a toda castaña puede que te suene rara, pero con ella se consigue una carne tierna y muy jugosa.

Ingredientes

Para 4-6 personas

  • 1 pierna de cordero de aproximadamente 1,5 kg, entera o marcada (con el hueso cortado)
  • 3 patatas nuevas medianas
  • 3 boniatos medianos
  • 2 cebollas
  • Hierbas aromáticas al gusto (yo usé tomillo, romero y salvia)
  • 8 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón al gusto (yo usé de la Vera ahumado, con un poco de picante)
  • 6 cucharadas de aceite de oliva suave
  • Sal
  • Pimienta
  • 100 ml de vermut blanco seco

Preparación

  • Triturar cinco de los dientes de ajo pelados con el pimentón, dos cucharadas del aceite, la mitad del vermut y sal hasta conseguir una pasta fina. Untar con ella la pierna de cordero por todas partes, cubrirla con film de cocina -o ponerla en una bolsa de zip- y dejar marinar en la nevera durante 24 horas.
  • Sacar la pierna de cordero de la nevera con suficiente antelación como para que, al cocinarla, esté a temperatura ambiente. Calentar el horno a 200 grados con calor arriba y abajo (si se tiene).
  • Mientras se calienta, pelar los boniatos y las cebollas y, si se quiere, las patatas -si no, solo lavarlas bien- y cortar todo en rodajas de aproximadamente medio centímetro de grosor. Llevar a una bandeja de horno y aliñar con sal, pimienta, el resto del aceite, el resto de ajos pelados y laminados y el resto del vermut. Añadir hierbas aromáticas al gusto, remover todo bien y poner la pieza de cordero encima.
  • Cuando el horno esté caliente, introducir la bandeja en la parte central-baja y cocinar durante aproximadamente una hora y cinco minutos, hasta una hora y cuarto si se prefiere más hecho. Sacar del horno, dejar reposar durante 15 minutos y servir.

También podría interesarte: Te contamos por qué se comen 12 uvas en Año Nuevo

Y de Postre

Crostata de manzana y jengibre

El secreto de esta tarta de origen italiano está en la “pasta frolla”, una masa quebrada que debe quedar jugosa y no demasiado crujiente. Para el relleno, mermelada de albaricoque y manzanas rojas.

Ingredientes

Para un molde de 24 cm

Para la base de la tarta:

  • 230 g de harina de trigo
  • 100 g de harina de almendra (o almendra muy molida)
  • 130 g de azúcar
  • 160 g de mantequilla en pomada
  • 1 huevo
  • 2 yemas de huevo
  • ½ cucharadita de levadura química
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • Mermelada de albaricoque
  • Jengibre fresco
  • 3 manzanas grandes rojas

Preparación

  • Para hacer la pasta frolla, batir con la ayuda de unas varillas el azúcar, la sal y la mantequilla hasta conseguir una mezcla espumosa y de color claro.
  • Añadir entonces el huevo y las yemas, poco a poco, siempre batiendo con las varillas hasta conseguir una crema suave.
  • Por último incorporar los dos tipos de harina y la levadura y mezclar bien hasta terminar con las manos, que nos ayudarán a compactar todo. No hay que amasar, esto es muy importante, simplemente mezclaremos todo bien hasta conseguir una masa densa. Si vemos que la masa está muy pegajosa añadir un poco más de harina de trigo. Filmar la masa, aplastar ligeramente y dejar en la nevera durante 45 minutos.
  • Cuando la masa ya esté bien fría estirarla, con la ayuda de un poco de harina más o entre dos papeles de cocina y un rodillo, hasta que tenga unos tres milímetros de grosor. Forrar el molde con esa masa, os recomiendo siempre usar un molde desmontable, para que sea más sencillo (tiene que ser de unos tres o cuatro centímetros de alto).
  • Quitar el exceso de masa de los bordes y pinchar todo con un tenedor, para que la masa no se hinche. Volver a meter en la nevera.
  • Calentar el horno a 180 ºC. Colocar la mermelada de albaricoque en el fondo, mezclada con el jengibre fresco recién pelado -con la punta de una cuchara se pela genial- y rallado.
  • Cortar la manzana en cuartos y quitar el corazón. Laminar cada cuarto muy finamente.
  • Disponer las manzanas creando una flor en la tarta, para que las lonchas de manzana se puedan doblar no pueden ser más gruesas de uno o dos milímetros, lo que nos permitirá hacer bien la forma redonda.
  • Cuando ya esté toda la manzana colocada, pincelarlo con un poco más de mermelada (diluída con agua, para que sea fácil de extender).
  • Hornear en la parte baja del horno durante 10 minutos y, después, bajar la temperatura a 170 º C, proseguir la cocción durante 25 minutos más. Si vemos que se empieza a dorar demasiado, poner un poco de papel de aluminio por encima.
  • Volver a pincelar, una vez fuera del horno, con un poco más de la mermelada. Dejar enfriar completamente antes de servir a temperatura ambiente.

Bizcocho glaseado de mandarina

La repostería y los cítricos se llevan muy bien. ¿Tú no te llevas tan bien con ella? Demuéstrale al Año Nuevo que sí puedes con este bizcocho glaseado de mandarina.

Ingredientes

  • 150 g de aceite de girasol
  • 250 g de azúcar blanco
  • 2 huevos
  • 2 mandarinas pequeñas de piel fina (150 g)
  • 330 g de harina
  • 2 cucharadas de levadura química (Royal o similar)
  • Un poco de mantequilla y harina para encamisar el molde, si no es de silicona

Para el glaseado:

  • 180 g de azúcar glas
  • 3 cucharadas de zumo de mandarina
  • Ralladura de mandarina

Preparación

  • Calentar el horno a 200ºC. Mientras, batir en un bol el aceite con el azúcar y los dos huevos.
  • Cortar las mandarinas en cuartos y eliminar su parte blanca central. Triturar con un robot de cocina o batidora de mano (piel incluida). Integrar las mandarinas trituradas a la mezcla.
  • Añadir la harina tamizada junto con la levadura química y mezclar bien.
  • Verter en un molde para bizcocho circular o alargado -de los de plum cake-, previamente enmantecado y enharinado si no es de silicona.
  • Hornear durante 30-35 min. aproximadamente hasta que esté dorado. Al pincharlo con un cuchillo, este debe salir limpio.
  • Para hacer el glaseado, mezclar muy bien el azúcar glas con el zumo de mandarina. Si queda demasiado denso, agregar más zumo.
  • Colocar el bizcocho frío sobre una rejilla o plato y verter el glaseado por encima. Terminar con ralladura de mandarina (truco: se rallará mejor si antes la pones en el congelador unos 15 minutos).

Recuerda que estas fechas son para compartir, pero también es necesario que cuides tu economía. Ojalá estos consejos sean de ayuda para ti y tu familia.

¡Felices fiestas!

Contenido relacionado: Rituales para despedir el 2021

CGLP

DE COMPRAS


Tags: , ,

Trackback from your site.

SALUD Y BIENESTAR TOTAL


Quienes Somos

Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Comentarios Recientes