Se acabó la narcoserie del “Chapo” Guzmán, ¿ahora qué sigue?

Tras semanas de juicio y varios días de deliberaciones el jurado declaró culpable de 10 cargos al “Chapo” Guzmán, y por lo pronto el panorama no se ve nada positivo para el capo y lo que serán sus últimos días

Después de 12 semanas de juicio y seis días de deliberaciones el jurado declaró culpable de 10 cargos a Joaquín “El Chapo” Guzmán. Lavado de dinero, tráfico de drogas en territorio estadounidense y liderar una empresa criminal son algunos de ellos. Cargos por los cuales podría alcanzar cadena perpetua sin derecho a fianza, según lo determine el juez Brian Cogan, este 25 de junio.

Por lo pronto el panorama no se ve nada positivo para el capo, de quien ya se especula dónde podría pasar sus últimos días. Pues un personaje como “El Chapo” Guzmán no puede estar en cualquier prisión. Y para estos casos, nuestros vecinos del norte tiene la supermax.

La prisión federal de Estados Unidos clasificada de máxima seguridad se ubica en el condado de Fremont, en Colorado y forma parte del complejo correccional administrado por la Agencia Federal de Prisiones del Departamento de Justicia. Un espacio destinado para recluir a varones considerados de máxima peligrosidad.

Este complejo construido en 1994 tiene 490 celdas individuales de 2 por 3 y medio metros aproximadamente. Fabricadas enteramente de hormigón incluyendo la cama, las sillas y los bancos para que permanezcan fijos. Cámaras de seguridad y compuertas que se abren y cierran automáticamente. A prueba de sonidos para evitar que los reos se comuniquen entre sí, una pequeña ranura donde el reo puede ver ligeramente lo que pasa al exterior, regadera automatizada y un pequeño televisor.

En estos espacios, los presos pasan 23 horas de confinamiento por 1 hora de recreación. En esta salida de 60 minutos, varios guardias acompañan al recluso quien es encadenado con grilletes sujetos a muñecas, estómago y tobillos para impedir cualquier movimiento. Durante este tiempo, los presos pueden aprovechar para ejercitarse en una celda de metal situada estratégicamente en un patio rodeado de muros de 6 metros de altura. 

La prisión cuenta con 1,400 compuertas de acero, alambre de púas, cámaras de vigilancia, sensores láser, perros policía, francotiradores y una docena de torres con varios metros de altura, además de un complejo sistema de seguridad controlado interna y externamente.

Por si esto no fuera poco, cuentan además con el ala H, un complejo especial de 148 celdas destinadas a prisioneros extremadamente peligrosos. Bajo un cuidado secreto que junto a las características antes mencionadas, ha hecho que esta prisión más de una vez haya sido criticada por diversas organizaciones de derechos humanos. En un lugar donde podría terminar todo el glamour y espectáculo de uno de los criminales más sonados de la historia. 

Contenido relacionado

Así reaccionó la esposa del “Chapo” al escuchar el veredicto del jurado

Tags: , , , , , ,

Trackback from your site.

Quienes Somos

Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Comentarios Recientes